El vino es el resultado de la conjunción de la naturaleza y de la acción del hombre. Es pues un producto natural, sano, placentero, de extraordinarias cualidades organolépticas, compañero de viaje en el devenir histórico de la humanidad, formando parte de sus diferentes civilizaciones y de su cultura.

Por ello su consumo debe realizarse conforme a la propia naturaleza del vino; de forma racional, culta y moderada, buscando la satisfacción de nuestros sentidos. Porque, eso, nuestros sentidos, es lo que hace falta para que aprendamos a catar el vino, no solo para conocer su estructura y composición, algo que seguramente se obtendrá mediante análisis físicos y químicos, sino y fundamentalmente para conocer su intimidad, para descubrir su alma y esto solo se puede hacer mediante lo que se denomina "análisis sensorial" o Cata, con ella podremos experimentar y definir algo tan intangible como son las sensaciones del placer.

Aunque algo paradójico, cuando estamos hablando de vinos, incluir aquí este cuadro "El aguador de Sevilla" de Diego Velázquez, pero es que la naturalidad de la pintura, la presentación e la copa del aguador al joven muchacho es como una invitación a seguir una secuencia de cata; primo la vista, después el olfato y al final la degustación. Una genialidad mas del gran pintor sevillano. 

 

INICIACIÓN A LA CATA

 Catar alimentos, en este caso el vino, no es lo mismo que degustarlos. La cata tiene otro objetivo distinto y por tanto una metodología distinta. La degustación tiene como objeto fundamental apreciar las cualidades de un producto. La cata va más allá, es apreciar esas cualidades y defectos para clasificarlos y catalogarlos, con el fin de emitir un juicio lo más objetivo posible.

   La utilización de esos juicios tienen, sin duda, su trascendencia, sobre todo si son emitidos por expertos y conocidos catadores, pues la calificación que ellos otorguen tendrán un importante reflejo en la comercialización de esos productos.

   En cualquier caso la técnica para catar vinos esta al alcance de cualquier persona que lo desee. Catar es una acto voluntario y reflexivo, que requiere :

A) Tener Buena Memoria

B) Capacidad Sensorial

C) Técnica de Cata

D) Capacidad para emitir un juicio exacto

SENTIDOS EMPLEADOS EN LA CATA

Mediante la vista podemos percibir su Estado (liquido, gaseoso), su Aspecto (limpidez, fluidez) y su Color y tonalidades. El color nos informa de la edad y estado del vino, y el matiz o tonalidad nos reflejan el grado de evolución del vino.

 

Mediante el olfato, podemos apreciar sus Aromas: Primarios (proceden fundamentalmente de la uva), Secundarios ( provienen de las fermentaciones, alcohólica y maloláctica) y Terciarios o Bouquet (Aromas de crianza, por reducción  o por oxidación )

 

Mediante la boca percibiremos los aromas retronasales; las sensaciones táctiles (textura, fluidez, untuosidad), las sensaciones térmicas (temperatura) y las sustancias sápidas (dulce, ácido, salado y amargo

 

Por último, la Persistencia La suma del olor, del gusto y del tacto conforman lo que se denomina Flavor, el equilibrio y la armonía de estos tres elementos es esencial para que un vino sea persistente. Es el momento de retener en la memoria todo lo percibido.

CURSOS DE CATA

A continuación os relaciono una serie de direcciones donde podéis encontrar distinta información sobre cursos de cata y conocimiento del vino:

www.andanaenoteca.com

www.a2vinoycultura.com

www.noticiasdelvino.com

www.enocircuit.com

www.redrioja.com/castellano/cata.htm

 www.elpaisclubdevinos.com/

www.elcorteingles.es/vinos/cursosdecata

www.reservaycata.com

www.vivirelvino.com

www.verema.com/mundo/cursos

www.baconia.com

www.granseleccion.com

www.santacecilia.es

www.mailxmail.com

www.enologo.com

www.vinomatritense.com

www.tacovin.com/dota/espanol/cyn.htm

 

 CABINAS NORMALIZADAS DE CATA

Arriba