0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
SOCIEDAD COOPERATIVA DE LA VID. BODEGAS SANTA GERTRUDIS

Cierto es que a Bailén como antiguo cruce de caminos entre la Meseta y Andalucía y dentro de ella entre el este y el oeste, se la conoce desde tiempos pretéritos. Y se la conoce por dos acontecimientos bélicos  de extraordinaria importancia; la Batalla de Baécula (208 a.C), entre los ejércitos púnicos y romanos y sobre todo por la celebérrima Batalla de Bailén en 1808, entre las tropas napoleónicas y el ejército español.

Pero también es cierto que Bailén atesora en su entorno los productos de la típica triada alimentaria mediterránea - los cereales, el olivo y la vid - de esos viñedos se obtienen unos deliciosos caldos que bajo la Indicación Geográfica: Vinos de la Tierra de Bailén, aprobado en el año 2004, se elaboran y comercializan por la Sociedad Cooperativa de la Vid (Bodegas Santa Gertrudis)

Bodegas Santa Gertrudis se fundo en el año 1964, al calor de la constitución también de la Sociedad Cooperativa de la Vid, por un importante grupo de agricultores de la zona.

Hasta entonces la mayor parte de la producción de los viñedos, se dedicaba a uva de mesa, que estaba reconocida en determinados ámbitos como de una gran calidad. Aparte de esto, existía una mínima parte de productores de vino, pero siempre lo hacían a título particular y para consumo familiar.

En noviembre de 2008, una representación de Apoloybaco tuvo la ocasión y la fortuna de visitar sus instalaciones.

En la actualidad unos ochenta socios conforman la cooperativa, son en su mayoría pequeños agricultores dedicados al cultivo de sus viñedos, que crecen en un suelo arcilloso y bajo un clima mediterráneo con toques de continentalidad.

Los socios aportan la totalidad de sus frutos, pertenecientes a la subvariedad autóctona denominada “Molinera de Bailén” (procedente de la variedad más general “Molinera”, existente tan solo en el término municipal de Bailén y localidades limítrofes), un tipo de uva rara que no está clasificada, y que fue analizada por los expertos enólogos jerezanos descubriendo que no existe en otras partes del mundo. Son unas cepas muy resistentes, uva de gran tamaño y una piel muy delgada.

Junto a esta variedad que se cultiva en más del 90% de los terrenos dedicados a viñedos en Bailén y su zona de influencia, unas cien hectáreas, también se cultiva la Tempranillo, la Cabernet Sauvignon y la Garnacha en tintas y en blancas la Pedro Ximénez.

Bodegas Santa Gertrudis, inicio un proceso de modernización a principio de loa años 90 del siglo XX, un esfuerzo que puso en marcha su presidente José Chico, el enólogo Luis Hidalgo y el gerente Jerónimo Bautista, con el apoyo y la colaboración de todos los cooperativistas. Y una inversión de mas de 9 millones de pesetas.

Hasta entonces se elaboraron vinos de mesa a granel y embotellados bajo la marca “Batalla” o “Rumblar”.

La Bodega ocupa unos 5.000 metros cuadrados y aunque todavía sobreviven las antiguas tinajas o depósitos de hormigón, la mayor parte son ya de acero inoxidable, con una capacidad total para elaborar cerca de cuatro millones de litros.

La utilización de equipos modernos de vinificación, la aplicación de las nuevas prácticas enológicas y el tratamiento tradicional en la elaboración y crianza del vino, han hecho que sus caldos cuenten con una extraordinaria calidad, con una personalidad propia que le impregna la variedad autóctona, la Molienera de Bailén.

Y que sean unos vinos que van ganando prestigio y reconocimiento, tanto en el ámbito nacional como internacional. Todo ello fruto de ese empeño y buen hacer que vienen mostrando los cooperativistas con su junta rectora al frente.

Bodegas Santa Gertrudis, tiene ese nombre en honor la antigua patrona de Bailén.

Y cuenta también con una sala de barricas, a cerca de dos metros de profundidad para mantener las condiciones ambientales necesarias en la crianza de los vinos.

Las barricas son de roble canadiense y se renuevan cada cuatro o cinco años, así nos lo explico Jerónimo Bautista (derecha de la foto), que guió de forma muy completa y didáctica nuestra visita.

Aclarándonos también que la unidad de medida de la superficie se sigue utilizando la fanega, aproximadamente equivale a media hectárea.

El recorrido por la bodega finalizó en una moderna y aséptica planta embotelladora y la zona de almacenaje.

Y como no, degustando y catando estos exquisitos y atrevidos vinos, que seguro, que como en sus dos importantes batallas conquistaran el paladar de todos aquellos que tengan la suerte de catarlos.

Dirección:C/ Baeza, s/n 23710, Bailén (Jaén). Tel: 953671256.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Para las visitas a la bodega: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Web: www.bodegasantagertrudis.com


< El “Marqués de Portugalete” envejece directamente en botella durante un año y medio. Color rojo hacia ocre. A la nariz resalta una rica y abundante variedad de aromas formado por las tres variedades empleadas para la elaboración del vino (Cencibel, Cabernet-Sauvignon y Molinera de Bailén). Se aprecia una fina y elegante fragancia. En cuanto al paladar es lleno en boca con marcadas estructuras de sabores, completo y aterciopelado que lo hacen fácil de beber.

> Batalla 1808; Un vino tinto que conmemora el bicentenario de la famosa Batalla de Bailén y que tiene un envejecimiento directo en botella de 12 meses. Elaborado con la variedad tempranillo, de color rubí, con ribetes violáceos, de potentes aromas a frutos rojos, olor balsámico. En boca es amplio, sabroso, con cuerpo suave y aterciopelado. de excelente frutosidad, de taninos vivos y envolventes, con un final de boca seco y prolongado.


< Duque de Bailen tinto; Envejece en barrica de roble durante 12 meses y un año y medio en botella. Color rojo intenso con suaves matices hacia teja. Aroma frutal tomado por las variedades Molinera de Bailén) y Cencibel, y notas de vainilla cedidas por la madera de roble. A la boca se aprecia una primera impresión levemente ácida, ligero en el paso de boca, con buen equilibrio cuerpo-acidez. Amplio y largo en el post-gusto, muy consistente y con gran personalidad. Marida estupendamente con un grupo de amigos y una buena conversación.

> María Bellido; Vino blanco semi dulce elaborado con uvas de la variedad autóctona La Molinera de Bailén, junto con Pedro Ximenez. Amarillo pálido, de aroma fresco e intenso. A la nariz se percibe una rica y abundante variedad de aromas primarios y frutales, resultando una fina fragancia a frutos tropicales. En boca es levemente cremoso, sabroso y equilibrado, muy apropiado para acompañar aperitivos y postres.



< Vino tinto joven “Atardecer andaluz”. Color rubí con visos violáceos. Muy potente en nariz con gran frutosidad y matices florales. Rotundo a la variedad Cencibel.

Sabor ligero con buen equilibrio cuerpo-acidez, sabroso amplio y largo, con final de boca seco. Perfecto para un acompañamiento contundente, estofados o guisados o bien carne caza, siendo la caza mayor su mejor maridaje, jabalí, gamo o corzo.

> Vino blanco joven “Atardecer andaluz”. Muy pálido con leve tono hacia amarillo. A la nariz se percibe una rica y abundante variedad de aromas primarios frutales, resaltando una fina fragancia. Al paladar es afrutado, fresco y suave.

Una excelente elección para tus entrantes o aperitivos incluyendo arroces o pastas. Prueba a tapear con este blanco joven muy fresquito en vez de una cerveza.


< Vino rosado joven “Atardecer andaluz”. Color con tonalidades violáceas. Aroma complejo e intenso formado por las variedades Molinera (subvariedad Molinera de Bailén) y Cencibel. Sabor afrutado, limpio y elegante. Os sorprendera lo elegante que puede llegar a ser combinándolo con aperitivos y platos ligeros, con poco condimento y frescos: sushi, ensaladas frescas o brochetas de verduras.

> Mostos y Vino de la tierra; Los mostos son blanco y tinto, no tiene alcohol ya que se obtiene del jugo de la uva sin fermentar a partir de uvas sanas y seleccionadas. Y Vino de la tierra; es un vino tinto muy apropiado para el consumo diario.

Ir Arriba