DENOMINACIÓN DE ORIGEN MONTILLA - MORILES

Son pocas las ciudades, villas o pueblos que le presten su nombre a un vino. En España tan sólo dos: el onubense pueblo de Manzanilla, que le da nombre a ese generoso vino, y el cordobés pueblo de Montilla que origina el nombre de un tipo de vino el amontillado. Sin duda uno de los mejores vinos del Mundo, en él se conjugan las dos únicas formas que, hasta la actualidad, se conocen para la crianza de los vinos; la biológica y la oxidativa. Es como si toda la sabiduria que existe para hacer vinos se condensara en este tipo de vino, el Amontillado.

Aunque la aplicación de esa sabiduría también se extiende al conjunto de vinos que se elaboran y crian en la Denominación de Origen Montilla - Moriles. Unos caldos de una alta calidad, expresivos, sugerentes y sensuales como está "piconera" que con tanta maestría pintó el artista cordobés, Julio Romero de Torres.


La Denominación de Origen se extiende por la llamada campiña al sur de la provincia de Córdoba, situada a una altitud que oscila entre 125 y 600 m. Los ríos Genil y Guadajoz limitan sus fronteras oriental y occidental, en tanto que el Guadalquivir, al Norte, y las Sierras de la Subbética, al sur, delimitan su contorno. Aunque existen distintos tipos de suelos, el predominante es el calcáreo, en ellos se distinguen los llamados "alberos" o "albarizas", suelos ricos en carbonato cálcico. El clima es mediterráneo con influencias continentales, con veranos cálidos, largos y secos e inviernos cortos.


La zona de producción se nutre de los viñedos cedidos por los municipios de Montilla, Moriles, Doña Mencia, Montalbán, Monturque, Nueva Carteya y Puente Genil, en su totalidad y en parte de los municipios de Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Castro del Río, Espejo, Fernan Nuñez, La Rambla, Montemayor y Santaella. Y dentro de la zona de producción se distingue la Subzona de Calidad Superior, constituida por terrenos delimitados y seleccionados por sus especiales cualidades edafológicas: son los “alberos” de la Sierra de Montilla y de Los Moriles Altos.

Al amparo del Estatuto de la Viña y del vino de 1932, nace la actual denominación de origen Montilla - Moriles que en la actualidad cuenta con cerca de 7.000 hectáreas de viñedo, en el que aproximadamente un 23% corresponde a los viñedos plantados en la zona de calidad superior. Las variedades autorizadas en el Reglamento de la D.O. Montilla Moriles son: Pedro Ximénez, Layren, Baladí, Moscatel y Torrontés, la Montepila también es una variedad que se encuentra en la zona, siendo la Pedro Ximénez la variedad considerada como principal, ocupa prácticamente el 75% de la superficie vitícola de la D.O.


Con estas vides y con el sistema de criaderas y soleras para los vinos generosos, que además permanecerán durante un tiempo mínimo de dos años en vasijas de roble de una capacidad máxima de 1.000 litros, los tipos de vinos que se elaboran la D.O. Montilla - Moriles son:

* Blancos: son vinos jóvenes, de color pálido, delicados y muy afrutados.

* Los Finos: de color pálido, secos y ligeramente amargos, con cierto aroma almendrado.

* Los Amontillados: de color ámbar u oro viejo, con intensos aromas avellanados y de sabor seco.

* Los olorosos: de color caoba, vinos aterciopelados y muy aromáticos.

* Los Pedro Ximénez: vinos dulces naturales, de color rubí, muy ricos en azúcares.

* Los Palos Cortados: es un vino generoso que tiene el color y la nariz del amontillado y la boca del oloroso.

* Los Moscatel: Vino dulce natural elaborado con uva de esta variedad en su estado de madurez biológica o pasificada.

* Otros tipos so: El Pale Dry, El Medium, El Pale Cream y El Cream.


Dirección del Consejo Regulador:

C/ Rita Pérez, s/n  14550 Montilla (Córdoba)

Tfnos.957 699954  al957 699961   Fax.957 699963

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web: www.montilla-moriles.org

Arriba