DENOMINACIÓN DE ORIGEN PLA DE BAGES 

 

Bages es un nombre controvertido; la tradición dice que la antigua ciudad romana de Bacassis cedió el nombre de Bages al término de Manresa y por otro lado algunos historiadores plantean que el topónimo de Bages deriva del latín Bacus (dios romano del vino y de la vid). Tanto uno como otro son evidencias claras de la abundancia y fertilidad de los viñedos de está comarca.

Esa misma fertilidad es la que derrochan los hombres y mujeres del arte y de la cultura catalanas, abiertos siempre a los flujos de sabiduría de otros pueblos y otras sociedades para hacerlos suyos e impregnarlos de su propia identidad, como esta joya arquitectónica, la Bodega Güel del no menos fértil y original arquitecto catalán Antonio Gaudi i Cornet.



Está zona vinícola se sitúa en la comarca del Bages en la provincia de Barcelona, se asienta en una gran cuenca de erosión ubicada en el sector oriental de la Depresión Catalana. Siendo su eje fluvial el río LLobregat que recorre la comarca de norte a sur.

   Edafologicamente se distinguen dos zonas diferenciadas; una es la cuenca central (Pla de Bages), excavada en terrenos arcillosos y margosos, y la zona periférica de relieve tabular (Alt Bages) predominando materiales de margas y arcillas rojizas continentales con algunas zonas calcáreas. Su clima es mediterráneo de montaña media caracterizado por una pluviosidad escasa entre 500-600 mm/año y una oscilación térmica anual bastante acusada. Condiciones óptimas para el cultivo de la vid. 


La Denominación de origen Pla de Bages fue concedida en el año 1997, cuenta en la actualidad con unas 500 hectáreas de viñedo inscritas y repartidas por los siguientes términos municipales: Artés, Avinyó, Balsareny, Calders, Callús, Cardona, Castellgalí, Castellfollit del Boix, Castellnou de Bages, Fonollosa, Manresa, Monistrol de Calders, Mura, Navarcles, Navàs, El Pont de Vilomara, Rajadell, Sallent, Sant Fruitós de Bages, Monistrol de Calders, Sant Joan de Vilatorrada, Sant Mateu de Bages, Sant Salvador de Guardiola, Santpedor, Santa Maria d'Oló, Súria y Talamanca.

   Sus viñedos se sitúan en altitudes entre los 200 y 400 metros sobre el nivel del mar siendo las variedades autorizadas en blancas: La Macabeo, la autóctona Picapoll, la Parellada y la Chradonnay, y en tintas: La Ull de llebre, la Merlot, la Cabernet-sauvignon, La Sumoll y la Garnacha. Con estas cepas se obtienen unos vinos en cuya personalidad y estilo dejan su indiscutible huella, son vinos de gran calidad, destacando en los blancos su aroma y su buena estructura, en los rosados su frutosidad y densidad y en los tintos sus matices aromáticos, su grato cuerpo y su fina cintura.

   Sin duda alguna la tradición vitícola de la zona le viene de antiguo y posee un gran arraigo, por ello el hecho de que el Consejo Regulador estableciese su sede desde el año 2001 en Casa de la Culla, es una forma indiscutible de recuperar parte de la historia vitícola de la comarca. Pues las primeras noticias que se tienen de la Culla como pequeña masía dedicada al cultivo de la vid es de 1009 y desde entonces ha mantenido una estrecha relación con el mundo del vino.


TIPOS DE VINOS                    GRADUACIÓN ALCOHÓLICA
 
Blancos ----------------------------- Mínima 10% vol.
Rosados ---------------------------  Mínima 10,5% vol.
Tintos ------------------------------- Mínima 11,5% vol.



 
Dirección del Consejo Regulador

Casa de la Culla. C/de la Culla, s/n - 08240- Manresa (Barcelona).

Tel y Fax: 93 874 82 36


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web: www.dopladebages.com

 

Arriba