La Fundación Dinastía Vivanco inaugura la exposición Entre viñetas. El vino en los tebeos

En la Sala de Exposiciones Temporales del Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco (Carretera Nacional 232, Km 442, Briones, La Rioja), se ha inaugurado la exposición Entre viñetas. El vino en los tebeos. Una muestra seleccionada entre 40.000 portadas de tebeos y 25.000 páginas interiores, la más antigua de 1904, que cuenta con obras de Kim y Paco Roca, ambos reconocidos con el Premio Nacional del Cómic, concedido por el Ministerio de Cultura. La vid, íntimamente ligada al tebeo hasta en el nombre (viñeta), capaz de reflejar, como demuestran estas páginas, la historia de España y de cada época.

· Entre viñetas. El vino en los tebeos, se podrá visitar gratuitamente hasta el 16 de junio. A través de planchas originales y cómics, en muchos casos cedidos directamente por sus autores y por el comisario de la exposición y coleccionista, Fernando Rodil, la muestra recoge cómo esta bebida universal ha sido elemento cotidiano y protagonista de un género que surge en la segunda mitad del siglo XIX, destinado a todos los públicos.

Un recorrido que sigue una única línea argumental, el reflejo del vino en el tebeo, dividido en tres bloques temáticos: El vino en la vida cotidiana, Aventuras y acción, y La vid y el vino protagonistas en las viñetas. La selección, durante un año, de las 80 obras originales y planchas de 68 cabeceras emblemáticas del cómic en España, nos permiten comprobar que las viñetas son un arte gráfico y conceptual, donde ilustración y textos concisos transmiten la historia de un país, los valores de una época, la sátira más aguda, la crítica inteligente y, por supuesto, la Cultura del Vino.

Tras un concienzudo trabajo de selección, se escogieron para esta muestra las portadas con mayor poder de captación del detalle y por su colorido. Algunas, además, destacan por su antigüedad (como el número 139 de ¡Cu-cut!, que data de 1905); por su relevancia (como el ejemplar 1070 de TBO, cabecera que dio origen al término tebeo, o el número 129 de El Capitán Trueno); por ser obras de autores galardonados con el Premio Nacional del Cómic (como la plancha original de la página 94 de El Arte de Volar, obra de Kim; o la de la página 14 de El juego lúgubre, del dibujante y guionista Paco Roca, que recordemos recibió el Goya al mejor guión adaptado por su novela gráfica Arrugas); o por su curiosidad. Tal es el caso del número 163 de Maravillas, editado en 1942 en el suplemento falangista de las F.E.T. y J.O.N.S., Flechas y Pelayos; o el número 7, edición a color de Roberto Alcázar y Pedrín de 1976, en el que la censura obligó a que las aventuras de Pedrín, por ser un escolar, se ambientaran en fin de semana o vacaciones.

La viñeta, esencia gráfica del tebeo, tiene su origen en el vino

Si hay algo evidente en esta exposición, es que el vino ha estado tan presente en la vida cotidiana y en la cultura, que en cualquier historieta aparece con total naturalidad. De hecho, el término “viñeta”, unidad básica de representación en cualquier tebeo, procede del francés vignette, diminutivo de vigne –vid, viña– que a su vez deriva de la voz latina vinea. En las letras iniciales de los capítulos, o las mayúsculas de los manuscritos, abundaban los racimos y los pámpanos u hojas de la vid. Por esto se denominó viñetas a tales adornos.

Desde que en España apareciera la primera historieta dibujada por José Luis Pellicer (y descubierta por Antonio Martín en el número 22 de la revista El Mundo Cómico, el 30 de marzo de 1873), el tebeo ha cumplido una función de crítica social, formativa y lúdica, dirigida a todos los públicos. En la actualidad, asistimos a un nuevo resurgimiento de la historieta en el denominado formato de novela gráfica.

Con humor, con ironía y con la dificultad de la precisión para unir ilustración y texto breve, muchos personajes han paseado por los tebeos. Desde dos ancianos españoles anónimos, que rememoran en la obra de Paco Roca y Serguei Dounovetz, El ángel de la retirada, los tiempos en los que los españoles acudían a las vendimias galas con la esperanza de prosperar; hasta el peregrinaje de Mortadelo y Filemón, héroes de ficción como el Capitán Coraje, y protagonistas de referencia para salvaguardar, o criticar, el comportamiento adecuado de una época.

Horario de la Exposición:

Martes, miércoles, jueves y domingos, de 10.00 a 18.00 horas

Viernes y sábados, de 10.00 a 20.00 horas

Lunes y período de Navidad, cerrados

Entrada gratuita

Si deseas ampliar esta información, puedes contactar con:

Lali Ortega / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Oficina-+34 91 181 97 07 / Móvil-+34 699 489 515

Javier Fernández de Bobadilla Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Borja Martínez Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

OTRAS NOTICIAS DEL VINO Y LA ENOLOGÍA
Arriba