0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

El pasado mes de febrero una delegación de Apoloybaco, visito una de las bodegas mas importantes del Marco de Jerez y además una de las mas prestigiosas; Bodegas Lustau, y lo hizo de la mano de su responsable comercial y su responsable de relaciones publicas, Federico Sánchez y Juan Mateos respectivamente. Al final de la misma tuvimos la oportunidad de degustar y catar una variada gama de vinos generosos que comercializa la bodega.

Vinos de crianza biológica (manzanillas, finos) y oxidativa (olorosos), así como vinos cream y Pedro Ximénez. Ciertamente todos ellos son muy recomendables, pero decidimos aconsejaros para este mes de marzo dos de ellos que, creemos que pueden recogen la esencia de los vinos generosos, una manzanilla, cuya naturaleza es la crianza bajo velo de flor y además en el microclima que ofrece Sanlúcar de Barrameda y un amontillado, que de alguna forma reúne y sintetiza todo el saber en la elaboración de los denominados vinos generosos, ya que es fruto de una doble crianza, primero la biológica y posteriormente la oxidativa.

< Manzanilla Papirusa: De color amarillo pajizo con ribetes dorados. Con una intensa nariz, donde destacan un aroma punzante, las levaduras de flor, los toques salinos, frutos secos, almendras y nuez y suaves toques florales. En boca es fresca, seca, sabrosa, muy equilibrada, de largo recorrido y con un agradable postgusto a frutos secos y manzana verde.

Entre otras menciones, cuenta con 94 puntos en la Guía Peñín.

> Rare Amontillado Escuadrilla: criado inicialmente bajo velo de flor durante tres años.

Presenta un color ámbar con reflejos yodados. Gran complejidad aromática e intenso, frutos secos y tostados, especies y suave toques de su inicial crianza biológica. En boca es pleno, potente, glicérico, con un toque salado, muy redondo y equilibrado, casi no se nota el alcohol a pesar de sus 18,5%. Con un final largo y prolongado.

Galardonado con la medalla de oro en la International Wine Challenge de Inglaterra.


Bodegas Emilio Lustao S.A.; fue fundada en 1896 por Don José Ruiz-Berdejo, era secretario judicial, que cultivaba las viñas en su finca llamada Nuestra Señora de la Esperanza, en las afueras de Jerez, donde almacenaba los vinos y después los vendía a las grandes bodegas exportadoras. De hecho era un almacenista. En 1940, su yerno Don Emilio Lustau Ortega trasladó la bodega al antiguo barrio de Santiago, y no sería hasta 1950 cuando pasarían de "almacenistas" a la categoría de "Exportadores de vinos de Jerez".

A partir de comienzos de los ’80 y bajo la dirección de Rafael Balao, se convirtió en una de las compañías más innovadoras de Jerez. En 1990 el destino de Emilio Lustau S.A. cambió al pasar a manos de la conocida compañía Luis Caballero S.A., esto dio un considerable y seguro respaldo financiero y la posibilidad de desarrollo y expansión. Prueba de ello la adquisición en el 2001 del complejo bodeguero Los Arcos. y en 2008 Lustau adquirió cuatro de las marcas más señeras en la historia del vino de Jerez, La Ina, Botaina, Río Viejo y Viña 25. La compra comprendió no sólo las marcas sino también sus solerajes.

Web: http://www.lustau.es

Ir Arriba