Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Macarena Norte - Avenida de Miraflores.
Avenida de Miraflores, 84. 41008 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Tapa destacada: Caracoles.

Otras tapas: Gambas fritas, carne de toro con tomate, menudo.

 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

El Bar Cine Pío XII conserva el sabor de la Sevilla que se fue. La Sevilla de los cines de verano, la Sevilla de jazmín y albero, la Sevilla de los puestos veraniegos de higos chumbos, la Sevilla de las casas de vecinos y de los corrales. Este establecimiento situado en la Avenida de Miraflores de la capital andaluza, fue durante más de tres décadas, el ambigú del cine de verano de Pío XII y eso se nota nada más entrar en el bar. Bar de barrio, clientela populosa y ruidosa, amplia y generosa barra, espacioso salón con veladores, trajín continuo en la cocina, clientes apostados en el amplio ventanal que da a la trasera, y sobre todo mucha humanidad entre esas cuatro paredes reciben al visitante del Bar Cine Pío XII.

Con fama en Sevilla entera de buena cocina, especialmente sus gamba fritas y sus caracoles en verano, el Bar Cine Pío XII supo afrontar la desaparición del cine de verano, acaecida a principios de los años ochenta.  La barriada de Pío XII. fue levantada entre 1956 y 1962, y recibió su nombre en 1958 con motivo del fallecimiento de este polémico pontífice que se distinguió por el apoyo, si no directo, si indirecto, al régimen nazi de Adolf Hitler. Esta actitud permisiva con el nazismo y su declarado apoyo y reconocimiento diplomático al régimen franquista surgido en España tras la Guerra Civil - en 1953 firmó un Concordato con Franco- han sido argumentos fundamentales para que el Ayuntamiento de Sevilla, en cumplimiento de la ley de la Memoria Histórica, haya propuesto cambiar el nombre de la calle Pío XII.

Referencias históricas aparte, sin duda la fama que nos hizo visitar el Bar Cine Pío XII se vio justificada con creces. Sus caracoles, suaves en cuanto a pique, sabrosos y moderadamente especiados, han sido uno de los mejores que hemos probado en nuestra ruta caracolera por Sevilla. Al servirlos en la barra, los rocían con un chorreoncito de aceite de oliva que al tiempo que incrementa su sabor, amortigua todavía más el picante del guiso. De su cocina, y en temporada alta, salen diariamente guisados alrededor de ocho o diez mallas de 5 Kg. cada una, lo que da idea, el alto consumo y la gran aceptación que tiene en el barrio y fuera de él.

El aceite que utilizan en todos sus guisos y recetas es de la marca Oleoestepa de la denominación de origen de Estepa, la bella localidad de la comarca sevillana de la campiña. El Bar Cine Pió XII lleva abierto desde hace cerca de 50 años, concretamente abrió sus puertas en 1959 siendo actualmente su propietario, José Galán, uno de los empleados que permanece en el local desde que era ambigú del desaparecido cine Pío XII. De su cocina, lógicamente no salen solo caracoles; son famosas en Sevilla entera sus gambas fritas, un manjar solicitadísimo que está en la carta del bar desde prácticamente su inauguración y que se fríen con cabeza incluida. Un bar de tapas muy recomendable.

 

   

 

Arriba