Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Macarena - Ronda Capuchinos.
Ronda de Capuchinos, 1. 41003 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina: 

Servicio:

Tapa destacada: Caracoles en temporada.

Otras tapas: Pescados fritos y a la plancha, bacalao con tomate, riñones al jerez y espinacas con garbanzos.

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

Actualmente ubicado en el número 1 de la Ronda de Capuchinos, este bar, cafetería y cervecería, lleva más de tres décadas en distintos sitios, pero siempre con los mismos propietarios (La familia González Hijón), ofreciendo a los sevillanos una excelente cerveza y unos extraordinarios caracoles.

El negocio lo inauguró, en 1957, el padre de la saga, Pepe González Hijón, natural de Manzanilla, en la provincia de Huelva, en la cercana calle Rubio (Fray Diego de Cádiz, actualmente). Al principio fue taberna conocida como “Casa El Cateto” y un poco más adelante, a principios de los años setenta, como el “Bar Los Niños” en honor a sus dos hijos, Diego y Faustino, que por aquella época, se hicieron con las riendas del negocio y que en la actualidad regentan.

El Bar "El Cateto", estaba situado en el mismo local que la Peña del CD. Esperanza Macarena, un modesto equipo de la Local sevillana que durante muchos años compitió y con éxito en dicha categoría. Aquel establecimiento fue pionero en Sevilla en vender y comercializar el marisco de Huelva ya que en los años setenta, ningún otro bar de Sevilla servía el marisco, un producto que por entonces estaba reservado a los restaurantes y a los bolsillos más pudientes.

Gambas, langostinos, bocas y patas rusas, estas últimas memorables, se servían a la clientela que por aquel entonces visitaban el local, y que como anécdota, preferían mayoritariamente, la gamba roja a la blanca, siendo esta última de mayor calidad. La famila González Hijón, llevan desde 1970 haciendo el mismo guiso de caracoles y que tanto éxito tiene entre su fiel clientela.

Al principio los caracoles los guisaba su madre y ahora es Diego el encargado de hacerlo. El guiso de caracoles del Bar G.Hijón, es muy singular y tiene un sabor distinto a todos los demás de Sevilla y la nota predominante en el mismo es el comino, del que toma el sabor principal. De caldo muy limpio, el resultado es un caracol muy sabroso y que es muy apreciado por su variopinta y numerosa clientela, que se desplazan desde toda Sevilla a degustarlo.

En 1987, el local cerró en su antigua ubicación, y Diego y Faustino se trasladaron a la cercana Puerta de Córdoba, donde permanecieron unos pocos años, hasta que definitivamente, en 2003, ocupan el local actual en Ronda de Capuchinos. El local es muy amplio y cómodo, y dispone de un magnifico salón comedor con capacidad para más de cincuenta personas, y una atractiva terraza que tanto en invierno (cubierta), como en verano, siempre está concurrida. La barra, amplia y vistosa, está servida con dos excelentes profesionales, Pedro y Juan Pedrinazzi García, este último, hijo de un antiguo trabajador de Astilleros y compañero de nuestro amigo Vicente Sanchís.

Junto a los caracoles, sin duda su tapa estrella y digna de estar en el podium de la ruta caracolera de Sevilla, se sirven un extraordinario pescado frito y a la plancha, las sevillanas espinacas con garbanzos, y en Cuaresma no falta el bacalao con tomate y la ensaladilla. En resumen, la cervecería G.Hijón, es una magnifica opción para pasar una agradable sobremesa a precios muy asequibles y una calidad garantizada.

 
 

 

Arriba