VENTA BOBITO (VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN - SEVILLA).

Avenida Andalucia 21. 41907 Valencina de la Concepcion

Tél.: 955 727 040

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

 

 

 

Una venta no es un bar, ni una taberna, ni una cafetería.

La venta que suele estar enclavada al filo de carreteras y caminos o en el principio o el final de los pueblos, tiene un sentido especial de refugio, de alivio de caminantes y viajeros, la venta es símbolo de seguridad, de tranquilidad, de reposo y de confianza, además de un lugar para repostar fuerza y dedicarse tranquilamente al buen yantar, buen beber y mejor conversar.

La venta bobito sigue representando y practicando esa preciosa tradición que nos une a tiempos pasados, que todavía continúa existiendo para deleite y solaz de las personas.

En otro tiempo, la Venta Bobito marcaba el principio del pueblo de Valencina de la Concepción, frente a un humilladero, que de seguro le concede algo de su magia comunicativa, es un no se que te hace estar como en tu casa, o en ocasiones mejor. 

Como lo es para mi, la venta Bobito puede convertirse en tu despacho, tu casa, tu reposo del guerrero, tu paraíta en la vereda, tu ratito de expansión, tu recarga de energía positiva.

En la venta Bobito ponen de tapa suspiros de ventera con albahaca.

Utilizo estas palabras de Jose María Pérez Orozco que pueden ser leídas en la carta-menú de esta tradicional venta que desde 1890 se encuentra situada en el sevillano pueblo de Valencina de la Concepción. Creo que definen perfectamente el ambiente y espíritu del que puede disfrutar el viajero que recorre estas tierras. A Valencina nos trajo la visita del escondido Jardín de Forestier situado en el Palacio de los Guzmanes, edificio histórico artístico de la villa de Castilleja de Guzmán, en el que recomendamos detenerse y disfrutar sobre todo en primavera.

Nos encontramos con ese remanso de paz y tranquilidad que da un soleado día de invierno que nos permitió disfrutar de unas cervezas con una estupenda oferta gastronómica. El día invitaba a terraza al pié de la calle, otrora carretera. Unos exquisitos boquerones fritos, un bacalao al horno con alioli, y un revuelto de boletus con langostinos y jamón fueron los platos que degustamos de una extensa carta donde las chacinas, los panes de la casa, las croquetas de la casa, los pescados y fritos, las carnes ibéricas, los aliños y los revueltos caseros y por supuestos los guisos caseros hacen difícil la elección. 

JOSÉ MARÍA PÉREZ OROZCO, nació en Montellano (Sevilla) el 12 de abril de 1945. Licenciado en Lengua Moderna, se dedicó por más de treinta años a la docencia en distintos pueblos como Catedrático de Bachiller de Lengua y Literatura. Apegado a sus raíces y a las de su tierra tuvo siempre cadencia al estudio y análisis de las costumbres, labores, modos y voces de su entorno destacando, por ejemplo, como uno de los mayores especialistas en orquídeas de España.

Dentro de su amplísima trayectoria dedicada al mundo de la cultura popular y fl amenca destacó su labor como director en la IV Bienal de Flamenco de Sevilla y sus constantes trabajos para televisión; recordemos la serie Caminos flamencos (para TVE) o El arriate y Las Andalucías (para Canal Sur).

Algunos de sus libros más destacados son La poesía flamenca, Lírica en andaluz, Coplas de clase o Joyero de coplas flamencas.

Arriba