gil evansGil Evans fue un extraordinario creador de combinaciones sonoras, un artista del arreglo para gran orquesta y poseía además una originalidad análoga a la de Billy Strayhorn, el alma máter del gran Duke Ellington. Sin Evans no hubiese tenido el jazz obras tan profundas como las sesiones que dieron paso a "Birth of the Cool" grabadas a nombre de Miles Davis y la colaboración con el trompetista del Alton se prolongó de manara fructífera a lo largo de algunos años dejándonos en el camino algunos de los discos de Miles con la orquesta de Gil Evans de gran envergadura como fueron: "Porgy and Bess", "Miles Ahead" o el célebre "Sketches of Spain".

Una cualidad sobresaliente de Gil Evans fue el de la reelaboración y por lo tanto nueva interpretación, de los standards y este disco "Great Jazz Standards" es una obra maestrea del jazz orquestal. El solista principal es el misterioso trompetista Johnny Coles, quien durante muchos años fue uno de los puntales de la orquesta. Su sonido, sugerente, discreto y emocionalmente controlado, funciona como una prolongación de los timbres combinados de Evans, de tal manera que parece surgir del meollo mismo de la orquesta.

Coles es un buen discípulo de Miles Davis y eso sin duda favoreció a que destacara sobremanera entre los otros solistas de la obra. Su forma de abordar las baladas en "Davenport Blues" expuesto en un tiempo más lento que el habitual recuerda a su maestro; en "Straigh no Chaser" en cambio se muestra libre de esa influencia. De especial interés en el disco es el arreglo de Evans para "Joy Spring", donde los solistas son el propio Evans al piano y el magnifico guitarrista Ray Crawford. Por otro lado el sonido incomparable del saxofonista soprano Steve Lacy se luce en "Django", un tema arreglado con marcado carácter impresionista que se cierra con un Johnny Coles melancólico en cada nota.

Cuando hablamos de la orquesta de Gil Evans, nos referimos a un tipo de organización bastante atípica, una big band que solo lo es numéricamente hablando pero en absoluto en cuanto a su composición. Aunque la combinación de instrumentos varia de acuerdo a las necesidades timbricas de la obra, e incluso de los temas dentro de la obra, la tendencia es ir a un refuerzo de los bronces, mas tuba y trompa, y una sección de cañas atípica, por ejemplo compuesta por saxo alto, flauta, clarinete o clarinete bajo y saxo soprano; nunca en sus orquestas aparece la típica sección de dos saxos altos, dos tenores y un barítono. Nunca suena como una big band convencional.

Great Jazz Standards es una obra de gran belleza formal y cubre un espacio en el jazz, el de la música pensada antes de la ejecución, que no por ello es menos revolucionaria. Absolutamente recomendable. 

LOS MÚSICOSLOS INSTRUMENTOSFICHA TÉCNICA
Johnny Coles, Louis Mucci, Allen Smith y Danny Stiles.TrompetasSello discográfico: PACIFIC JAZZ
Bill Eaton, Jimmy Cleveland, Curtis Fuller, Dick Lieb y Rod Levitt.TrombonesNúmero de serie: CDP 7 46856 2
Bob Northern y Earl Chapin.FliscorniosFecha de grabación: Febrero de 1959
Bill BarberTubaLugar de grabación: New York
Steve LacySaxo sopranoNúmero de temas: 7
Budd JohnsonClarinete y Saxo tenorFormato: CD
Chuck Wayne y Ray CrawfordGuitarrasCalificación: 5* sobre 5
Dick Carter y Tommy PotterBajo 
Dennis Charles y Elvin JonesBaterías 
Gil EvansPiano, areglos y director de orquesta 


OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE GIL EVANS.
 

 

GIL EVANS & TEN

OUT OF THE COOL

PARIS BLUES

Este primer gran disco de Gil Evans grabado para el sello Prestige en 1957 nos muestra al compositor con 11 piezas arregladas para dos trompetas y dos trombones, papeles que cumplieron con maestría, Jimmy Cleveland y Bert Varsalona, este último en el trombón bajo. En las cañas estaban el saxo alto, Lee Konitz, y el saxofonista soprano Steve Lacy. La originalidad e inventiva de los arreglos, la solidez de las piezas escogidas y el buen hacer de los los solistas convirtieron este disco en el primer gran éxito de Gil Evans.

Tres años mas tarde del disco anterior, Gil Evans ficha por el sello Impulse! una vez alcanzada la fama y la gloria con el disco que recomendamos para este mes de Julio. Prácticamente con el mismo esquema y con los mismos músicos, Gil Evans vuelve a plantear su música en términos ya explorados en el citado "Great Jazz Standards". Y aunque los temas son prácticamente los mismos, los reescribe y los reinterpreta de forma magistral. "Out of the Cool" fue un intento logrado de situar el jazz orquestal en primera dimensión.

Grabado ya en su ultima etapa (1987) junto al saxofonista soprano y compañero de aventuras, Steve Lacy, Gil Evans aborda desde su piano acústico eléctrico una serie de piezas compuestas por Charles Mingus y es asintomático que la única composición de Duke Ellington habida en el disco sea la que le da titulo al mismo. "Paris Blues" es un disco a dúo entre piano y saxo soprano extremadamente bello, lírico, sugerente y relajado. De las sonoridades del piano y el saxo, sale un disco a dúo extraordinario como otros tantos que hay en la historia del jazz.

evans
evansevans

GIL EVANS.

El arreglista, compositor, y líder de orquesta, Gil Evans, ha sido descrito a menudo como una especie de Svengali orquestal. Alguien que conjura sonidos casi místicos tomado de las grandes formaciones del jazz para proporcionar el fondo musical perfecto a solistas como Miles Davis o a la cantante, Helen Merrill. Evans, fue sin duda un complemento perfecto para esos artistas, pero también se embarcó en una incesante exploración de las posibilidades inherentes al campo de la composición y el arreglo orquestal en el ultimo tramo de su carrera y disfrutó incluso de una variedad de instrumentos electrónicos en su original paleta de sonidos.

Nacido en Toronto de padres australianos, se dedicó en los primeros años de su juventud a viajar por numerosos países hasta que finalmente se estableció en Stockton (California) donde dirigió su propia banda como músico completamente autodidacta entre 1933 y 1938. Posteriormente, Skinnay Ellis, se hizo cargo del grupo y Evans se quedó como arreglista hasta 1941, año en que paso a formar parte de la orquesta de Claude Thornhill donde estuvo hasta 1948, dotando a la banda de un sonido evanescente y "flotante". A partir de su éxito titulado "Snowfall" Gil Evans, adquirió una sólida fama en los arreglos de estándares para orquestas convirtiéndose en una especie de "gurú" para las nuevas generaciones de compositores y arreglistas de finales de los cuarenta.

Junto a Gerry Mulligan, John Lewis, John  Carisi, Lee Konitz, Miles Davis y otros músicos, lanzaron entre 1948 y 1950 el álbum que revolucionó todos los conceptos musícales de aquella época creando el llamado "estilo cool" y cuyo grupo fue y es conocido para la posteridad como el "Noneto Capitol". De allí salió el álbum "Birth of the Cool", uno de los títulos imprescindibles de la historia del jazz. Tras ese fértil periodo, Gil Evans, desapareció de la escena del jazz hasta mediados de los años cincuenta, cuando la cantante Helen Merrill, insistió en que fuese él quien se encargara de los arreglos de su álbum para Emarcy "Dream of You" en 1956. Los bellísimos, extraordinarios y exuberantes arreglos que Evans hizo para las canciones clásicas de ese álbum, le llevaron a retomar la colaboración con Miles Davis en el álbum "Miles Ahead" grabado en 1957 para la Columbia y donde Miles bajo la batuta de Evans, se sube a un escenario con cerca de una veintena de músicos, toda una autentica bigband extraordinaria. A ese álbum, le siguieron un extraordinario "Porgy and Bess", en 1958 y el álbum que inició el camino para la fusión entre el flamenco y el jazz "Sketches of Spain". Evans a la conclusión de este triple salto mortal era toda una personalidad influyente en el mundo del jazz.

Tras la colaboración con Miles, Gil Evans produjo en la década de los sesenta sus mejores esfuerzos en solitario con tres discos grabados a su nombre: el primero y mejor de todos, grabado en 1959 para Pacific Jazz y titulado: "Great Jazz Standars" es una obra maestra absoluta, el segundo "Out of the Cool" grabado para Impulse! en 1961, fue el primero, el segundo dos años mas tarde en 1963 bajo el titulo de "The Individualims of Gil Evans" para el sello Verve. En ellos refleja claramente su fascinación por el compositor alemán, Kutrt Weill. También por aquélla época hace algún trabajo arreglando los discos de la cantante, Astrud Gilberto. En 1970, Evans, inicia una nueva etapa de su carrera cuando aparece con su propia bigband en el Village Vanguard de New York aunque la irregularidad predomina en esta ultima fase de su carrera. Vuelve a encontrarse con Helen Merrill, en un trabajo postrero de ambos y su vida terminó el 20 de marzo de 1988.

Temas

Duración

La nevada4,25
Straight no chaser6,19
Ballad of the sad young men4,00
Joy spring2,49
Django8,05
Chant of the weed4,25
 La nevada6,15 
Arriba