javier gutierrezDesde su puesto de Director Técnico del CICUS desde 1989, hasta su jubilación en 2021, Javier Gutiérrez Padilla, es uno de esos nombres propios que van ligados, de manera indisoluble y durante varias décadas, a la promoción, divulgación y fomento de la música de jazz en directo. De joven ya participó de manera colateral en los primeros pasos del Colectivo de Divulgación Cultural "Jazz Freeway", y aunque sin pertenecer al mismo, su vinculación con todo lo que se movía en torno al jazz en Sevilla, desde finales de los años setenta, en adelante, era muy relevante, participando de manera directa en todo lo que fue la logística interna de los primeros festivales de jazz de Sevilla.

Sus comienzos profesionales con el jazz, fue cuando se puso en marcha el Servicio de Extensión Universitaria, el departamento donde se dirigía toda la actividad cultural de la Universidad de Sevilla, y que coordinaba, Teresa Román en sus inicios. Javier Gutiérrez se incorporó como técnico al SEU, en 1989, prácticamente al mismo tiempo que llega Manolo Grosso a la dirección del Departamento. Grosso sale de la universidad en 1993, y Javier se hace cargo de toda la agenda cultural universitaria. 

Una de las iniciativas más interesantes que puso en marcha Javier Gutiérrez desde su puesto en la Universidad de Sevilla, fue la de organizar un club de jazz universitario estable. Después de algunos escarceos y actividades jazzísticas realizadas en la Escuela Politécnica de la calle Niebla, en los primeros años noventa del siglo pasado, no fue hasta finales de 1994 cuando se hizo realidad la creación del Club de Jazz Universitario de Sevilla. El Club de Jazz Universitario, que llegó a alcanzar en su momento más álgido, la cifra de 150 socios aproximadamente; tuvo carnet propio, una sede física estable, un local de conciertos, e incluso un grupo de jazz propio que participaba habitualmente en los conciertos que se organizaban en el entorno de la universidad. Su primera y única presidenta, fue la entonces alumna universitaria, Eva Coca Gallegos, que ya por aquellos años, iniciaba sus pinitos como cantante de jazz; junto a Eva Coca, siempre estuvo al frente del club universitario en la organización de actividades y eventos, Javier Gutiérrez Padilla. Ambos fueron los promotores de coordinar y dirigir las actividades del Club de Jazz Universitario de Sevilla, y actividades, y en cada inicio de curso universitario entre 1994 y 1999, años en los cuales el club fue muy activo, —con un posterior y breve repunte de actividad entre 2001 y 2003—, programaban sus actividades, que fueron muy diversas en sus principios, entre las que destacaron, la organización de talleres de música, la creación de una fonoteca especializada en jazz, y por supuesto, la organización de conciertos de jazz en directo. 

En 1997, dos años después de que el Festival Internacional de Jazz de Sevilla, dejara de realizarse, Javier Gutiérrez puso en marcha una de las iniciativas claves de la Universidad hispalense que, afortunadamente, todavía perdura: El Festival de Jazz de la Universidad de Sevilla. Javier Gutiérrez supo ver antes que otros, que la capital de Andalucía, quedaba huérfana de la música de jazz en directo, y de manera atrevida, cogió el relevo. Aquella decisión, valiente, y arriesgada, afortunadamente cuajó en la ciudad, tuvo el apoyo de la dirección cultural de la Universidad, y es hoy, uno de los eventos jazzísticos más importantes de Sevilla, y, sobre todo, apostando por una línea de programación musical, muy trabajada y donde tienen cabida, músicos consolidados en la escena mundial del jazz, pero también aquellos jóvenes que vienen empujando fuerte en los inicios de sus carreras.

javier gutierrez premio apoloybacoAunque el Festival de Jazz de la Universidad, es el eje transversal que cubre las actividades jazzísticas de CICUS, (antiguo SEU), desde su dirección cultural, Javier Gutiérrez puso en marcha otras tantas actividades que venían a complementar la promoción de la música de jazz en directo en el ámbito universitario; nos referimos , por un lado a la génesis del "taller de Músicos de Jazz" de la Universidad, dirigido desde el principio, por el contrabajista y pianista, Manuel Calleja, y el también contrabajista, Miguel Vargas, y por otro el apoyo a la creación de la Big band Universitaria, y, a partir de ahí, el respaldo a los músicos sevillanos, que poco después terminó fraguando en ASSEJAZZ, la asociación de músicos de Jazz de Sevilla, a la que Javier siempre apoyó incondicionalmente.

Su relevancia jazzística es tan importante en la ciudad, que nuestra asociación, en reconocimiento a ese trabajo inagotable de promoción del jazz en la ciudad, le otorgó, en 2011, el Premio de la sección de Jazz de Apoloybaco. (foto de la derecha) en el marco del III Encuentro Cultural de Apoloybaco. Desde ese mismo año, la Asociación Apoloybaco, colabora junto al Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla, (CICUS), para la realización de un ciclo de "Cine y Jazz".

MÚSICOSGRUPOSENTIDADES / INSTITUCIONESNOMBRES PROPIOS
Arriba