Vinícolamente hablando África del Norte esta compuesta por los paises bañados por el Mediterráneo: Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Egipto, y cuentan con una larga tradición tanto en la viticultura como en la elaboración de vinos, una y otra se extendieron por la cuenca mediterránea de la mano de los fenicios, menos en Egipto del que se tienen evidencias arqueológicas del cultivo de la vid en el el IV milenio a.c.

Este mosaico de época romana, donde dos esclavos sirven vino se encuentra en el museo del Bardo (Túnez).

Según datos de la OIV para el año 2007 la superficie plantada en estos cinco paises es de unas 219.000 hectáreas y la producción total de vino se sitúa en 1.255.000 hectólitros. Los principales paises productores de vino son Argelia, Marruecos y Túnez. 

Siendo la población de estos países mayoritariamente practicantes del Islam, una parte de la superficie plantada se destinan para el consumo de uva fesca o pasificada y la producción de vinos es destinada sobre todo a la exportación, salvo el caso de Túnez en que el gran número de turistas procedentes de países del norte absorbe una parte importante de su producción.


MARRUECOS

La nueva vitivinicultura de este país tiene mucho que ver con su estatus de colonia francesa desde 1912 hasta 1956. Durante este período, los franceses establecieron importantes viñedos. Marruecos llegó a exportar a Francia vinos a granel utilizados, por lo general, para reforzar los vinos menos concentrados, menos alcohólicos y de menos color, especialmente en Borgoña. Tiene unas 50.400 hectáreas de viñedos de las que aproximadamente el 16%, es decir, sólo unas 8.000 ha. están destinadas a la vinificación. Y de todos los países norteafricanos, Marruecos es el único abierto al Atlántico, del cual obtiene un frescor beneficioso para el vino. En las estribaciones montañosas, la vid puede crecer hasta los 1200 m de altitud, e incluso allí esta fresca brisa del Atlántico desempeña un papel crucial en la calidad de los vinos.

Los expertos coinciden en que Marruecos, es el país de la región con mayores posibilidades de producción de vinos con las características del gusto de los países consumidores. A partir de uvas garnacha, syrah, cariñena, mourvèdre, boushet del alicante y cinsaut, suelen obtener unos vinos ásperos y de alta graduación que en parte se destina a la exportación para su mezcla con otros vinos europeos. De los vinos que actualmente elabora, los más apreciados son los vinos rosados de las viñas de las colinas del Atlas, entre Meknes y Fez. La segunda región en importancia se encuentra entre Rabat y Casablanca que produce unos robustos vinos tintos.

Cepas principales
Bajo la administración francesa se plantaron variedades resistentes al calor, como la Garnacha, la Carignan o la Cinsault. Además, otras variedades como la Cabernet Sauvignon, la Merlot y la Syrah se adaptaron bien al clima si contaban con suelos calcáreos y arcillosos. De las variedades blancas, la Chardonnay es la que más se utiliza para elaborar vinos. En lo que se refiere al tipo de uva cultivada en Marruecos, hay plantaciones de numerosas cepas, especialmente en la zona de Meknès, que ofrecen una variedad de gustos y sabores. La principal variedad de uva en el país es la Cinsault, seguida de la Carignan. El encepe tradicional se completa con las variedades de Garnacha y Alicante. Desde principios de los años 80 se han ido incorporando variedades más nobles o selectas a la extensión de cepas marroquíes, variedades tales como Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Chardonnay o Sauvignon Blanc. 

Estilos de vino.  Aunque la producción potencial de vino es superior a los 400.000 hectolitros, y a pesar de que en el año 2009 se alcanzó una producción real de 380.000 hectolitros, la media anual varía entre 300.000 y 350.000 hectolitros anuales. Los mejores tintos del Norte de Africa proceden de Marruecos y sus instalaciones de vinificación son las más modernas de esta zona. El 60% de la producción es de vino tinto, 35% de Rosado obtenido por sangrado, un vino muy pálido bautizado a veces como “vino gris”.  10% de la producción es vino blanco y 5% de vinos grises. Tanto los tintos como los rosados son apreciados en Francia como acompañamiento de los platos árabes. Los tintos son vinos bien logrados, con estructura y cuerpo. Y cada vez se obtienen mejores blancos. En los últimos años se han desarrollado vinos Premier Cru al estilo francés, de bajo contenido alcohólico y que poseen gran finura y estructura. Con vinos como estos, Marruecos tiene muchas posibilidades de afirmarse en el terreno de los vinos superiores internacionales. 

En Marruecos existen catorce denominaciones de origen garantizadas (AOG): Berkane, Angad, Saïs, Beni-Sadden, Zerhoun, Guerrouane, Beni-M’tir, Rharb, Chellah, Zaër, Zenmour, Zenata, Sahel y Doukkala. Destacan las siguientes: 

BERKAN Y ANGAD: Pequeña región en el este del país que produce vinos tintos robustos. Berkane: se sitúa en el norte de Marruecos frente al Mediterráneo cerca de las ciudades de Oujda y Nador. 

MEQUINEZ/FEZ : Es la principal región vitícola. En esta área se produce el 60% del vino marroquí incluyendo los apreciados vinos rosados de las colinas del Atlas. Produce buenos tintos en las viñas altas al pie de los montes Atlas. Las denominaciones comprenden Guerrouane, Beni M'tir, Sais, Beni Sadden y Zerhoune. Guerrouane, Beni M’Tir y Zerhoune, estas tres denominaciones se sitúan en el noreste de Marruecos, cerca de la ciudad imperial de Meknès entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo. A principios de la era cristiana los romanos ya producían excelentes vinos que competían con los de Roma e Hispania.

GHARB: región al noroeste de Marruecos que comprende más de 600.000 hectáreas de terreno. Comprende las denominaciones de Gharb y Zemmour. Aquí se produce el gris de Boulaouane, un vino rosado popular y ligero 

RABAT : En la costa atlántica se hallan las denominaciones de Chellah y Zaer, que producen vinos tintos ligeros. 

CASABLANCA: Viñas costeras que se incluyen en la denominación Zenata. Eje Casablanca – Benslimane - Rabat. Es la segunda región en importancia y en ella se
producen sobre todo robustos vinos tintos.

DOUKKALAS: región ubicada en la costa atlántica, al sur de la llanura central.

Aparte de estas catorce denominaciones de origen garantizadas, existe una única denominación de origen controlada (AOC) concedida en octubre de 1998 a “Les coteaux de l’Atlas”. El área geográfica de esta denominación abarca las comunas de Sidi-slimane, Mjat y Boufekrane. Esta región era conocida por sus características naturales para el cultivo de vid y la elaboración de vino desde la época del imperio romano.

PRODUCTORES DE VINO EN MARRUECOS:

-Les Celli -Les Celli Les Celliers de Meknès ers de Meknès ers de Meknès
Web: www.lescelliersdemeknes.com
-Thalvin -Thalvin Thalvin
Web : www.thalvin.comEL MERCADO DEL VINO EN MARRUECOS
Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Casablanca 27
-S.V.C.M. -S.V.C.M. S.V.C.M. (Sociedad de vinificación y comercialización de Marruecos)
Up 5109 Oued Jdida Sebaa Ayoun carretera P1 de Fez, Meknès
-S.C.V.A. -S.C.V.A. S.C.V.A. (Sociedad Cooperativa Vitivinícola de Aït Souala)
-Vinicoop -Vinicoop Vinicoop (Cooperativa vitivinícola de Béni Snassen)


ARGELIA 

Como el resto de los paises del Norte de África, es uno de los mas antiguos del mundo en la producción de vino, su viticultura es fruto de los distintos pueblos y civilizaciones que transitaron por estas tierras, los egipcios en el siglo XII ya introdujeron nuevas variedades de cepas, así como los musulmanes expulsado de España, que llevaron variedades como la Macabeo y la Garnacha. Los viñedos se instalaron en las regiones próximas al Mediterráneo, como Zaccar, Medea, Tlemcen, Dahra o Mascara, aunque variedades mas resistentes fueron plantadas en las primeras estribaciones de la cordillera del Atlas.

Pero su vitivinicultura actual tiene mucho que ver con la llegada de los francéses en 1830, que introdujeron variedades como la Ugni, Cinsault, Mourvedre, Alicante-Bouschet, Plante Mula y Cabernet. Además, Argelia tuvo la suerte de no ver afectada por la filoxera, por lo que, mientras que los viñedos franceses, españoles y de otras zonas europeas fueron prácticamente devastados por la epidemia a mediados del siglo XIX y principios del XX, el viñedo argelino aumentó su producción para abastecer las necesidades de numerosos viticultores franceses y europeos. Convirtiendose así en el principal productor de la región. Tras su independencia en 1962 se vió obligada a buscar nuevos mercados, como Alemania, Rusia y otros paises del Este europeo.

Argelia En la actualidad destacan dos grandes zonas vinícolas sobre el resto: Orán (con las denominaciones ­AOG­ de Coteaux de Tlemcem, Coteaux de Mascara y Monts de Tessala) y Argel (con las denominaciones de Coteaux de Zaccar, Dahra, Médea y Din Bessem Boiura). 
La superficie planta es de unas 65.000 hectáreas con las que produce unos 600.000 hectólitros de vinos. En cuanto a las variedades destacan en las tintas la Alicante Bouschet, Grenache, Cinsavet, Mourvedre, Cabernet Sauvignon, Merlot y Cavignan y en blancas la Ugni Blanc, Muscata, Pedro Ximénez, Merseguera, Torouine, Farranah y Chardonnay. 

Sus vinos más apreciados son los vinos tintos elaborados con uvas procedentes de las colinas de Tlemcen, Mascara, Haut Dahra, Zacca y Ain-Bessem. Sus vinos blancos son principalmente apreciados en los países del norte de Europa. Por otra parte, la situación de Argelia, cercana al ecuador ha dado unos caldos de alta graduación y color, ideales para su mezcla con los vinos más ácidos del sur de Francia. Los vinos de Argelia tienen su propio carácter único resultado de una combinación de ricos suelos de arena (lo que detiene la proliferación de insectos ) y un clima cálido, suavizado por las montañas del Atlas al sur, que lo separan del desierto, y el Mediterráneo al norte, que le aporta humedad. Los principales tipos de vinos se denominan La Cuveé du President, Khayyam, Nadim, Trappe, Dahroussa y Montagne des Lions. 


TÚNEZ

Hablar de Túnez vinícolamente es hablar de la antigua Cartago, fundada por los fenicios de Tiro en el siglo IX a.c. y por supuesto de su gran agrónomo y tratadista Magón, este agrónomo púnico se situa a finales del siglo IV a.c. Su tratado puede considerarse la “Biblia” no sólo de la agricultura cartaginesa, sino también de la romana y a través de ésta, de la árabe, y ello a pesar de que no nos ha llegado su obra original, sino que ha sido objeto, a lo largo del tiempo de diversas traducciones y abreviaciones. La traducción al griego de la obra de Magón la realizo Casio Dionisio de Útica que vivió en el siglo II a.c. La obra de Magón fue en consecuencia una auténtica enciclopedia agrícola.

La viticultura y la producción actual de vino, al igual que el resto de los paises del norte de África tienen mucho que ver con el proceso de colonización de estas tierras por los franceses en el siglo XIX y su posterior independencia colonial a mediados del pasado siglo XX. Hace años, los vinos del norte africano eran llamados en Francia ''Les vins du médecin-sorcier". Fácilmente llevados a Francia desde las colonias del norte africano, eran usados en cortes (legales, o a veces no tan legales) para aumentar el tenor alcohólico y el cuerpo de los vinos franceses en años difíciles. Aún hoy, las grandes exportaciones a granel de Túnez hacia Francia y Alemania nos hacen pensar que, en vinos de calidades inferiores, quizás se puede sentir un "aire tunecino".

Los viñedos se extienden sobre una superficie de unos 10.000 hectáreas (uvas de postre) y de 15.000 hectáreas (uvas de vino.). Crecen en las laderas bendecidas con una temperatura media anual que nunca se eleva por encima de 20 ° y con una precipitación que oscila entre 250 y 500 mm al año. Las principales variedades plantadas son Carignan, Alicante Bouschet, Cinsaut, Cabernet Sauvignon, Mourvédre y Muscat de Alejandría.

Los vinos que se producen en Túnez son mayoritariamente tintos y rosados. El clima hace que sean vinos ricos en alcohol, sin exceso de acidez y livianos, hechos para ser consumidos jóvenes y con un grado alcohólico que varía entre 12 y 13º. La producción total del país es de unos 480.000 hL, con 65% de rosados, 30% de tintos y 5% de blancos como promedio. Contando con una variedad de vino blanco dulce, de tipo "moscatel", único en la región.
El 70% de la producción se comercializa como vinos A.O.C. (Appellation d'Origine Contrôlée). Las exportaciones de vino a granel, de gran importancia, son manejadas por el Office National de la Vigne de Tunisie, encargado además de la promoción de los vinos, el control de la calidad y la introducción de nuevas variedades para mejorar el viñedo local. Se exportan a granel alrededor de 160.000 hL por año con destino a Alemania y Francia principalmente, y también a Suiza y países del este europeo. La elaboración, embotellado y comercialización del vino en botellas está en manos de la U.C.C.V. (Unión Céntrale des Cooperatives Viticoles), unión de productores que en 2009 cumplió 60 años. 
La calidad de los vinos de Túnez es rica en contenido de alcohol, sin exceso de acidez, y suaves, con el carácter de los vinos nuevos y un porcentaje de alcohol de 11 a 12 ° para los rojos y rosados, y un porcentaje ligeramente inferior de color blanco.
· Zonas destacadas de producción del vino:
- Khanguet: Situado a unos treinta kilómetros al sur de Túnez, la región produce una selección de vinos tintos y rosados. 
- Grombalia-Takelsa: Flanqueado por el mar Mediterráneo al norte, en Korbous, y en el sur Hammamet y Nabeul, esta región Mornag da rendimientos producidos a partir de las variedades como Alicante, Grenache, Bouschet, Carignan y Consault, y hasta el 20% de la mejora de la vid como Cabernet Sauvignon, Mouvèdre, Merlot y Syrah que le da madurez y finura. Los vinos blancos se obtienen de los tipos de vino Merseguerra, Pedro Ximènes, Clairette, Chardonnay y Beldi.
- Kelibia: Este es un viñedo que crecen en la costa de arena silícea y suelo, y es el hogar de la Muscat d’Alexandrie. 1er Cru “Mascate de Kelibia “. 
- Sidi Thabet-Mornag: Respectivamente, situado en “Sidi Saad” unos veinte km al norte y al sur de Túnez, esta región produce el 1er Cru “Grand Cru Mornag”, el rojo y rosado “Coteaux de Cartago”, el rojo “Sidi Saad “, el” Chateau Mornag “. De base de tipo de vid de la región de Alicante Granache, Carignan, Cinsault, Bouschet, Cabernet Sauvignon y Merlot. Monique y la Mouvèdre para vinos rosados. Esos nobles tipos de vino dan cuerpo, el equilibrio y la elegancia a los vinos de esta región de la que proceden los carnoso, con cuerpo firme.
- Tebourba: Produce una gran extensión, “Coteaux de Tebourba” los vinos, y su viejo rojo oscuro “Magón” vino, con su granada de color distintivo y con cuerpo. También entra en esta denominación, en rosado, el vino fresco y afrutado “Gris de Tunisie”, obtenidos por goteo de los tipos tradicionales de vino.
- La cooperación Sur-Oeste de la región de Bizerta: Produce 1er Cru “Coteaux d’Utique”. A la vinos tintos y rosados, sobre la base de los tipos tradicionales de vid, se vienen a añadir, en la medida moderada, por ejemplo, la mejora de la vid como de tipo “Cabernet Sauvignon”, “Merlot” y “Syrah”, que les da finura.
- La región de Jendouba-Beja: Situado a 140 km al oeste de Túnez, esta región produce, bajo un marcado contraste de clima continental, 1er Cru “Thibar” son vinos tintos y rosados, de la variedad "Carignan”, “Cinsault”, “Garnacha” y “Bouschet” 

* Bodegas;
- Bodega Château Saint Augustin
La zona de San Agustín está ubicado en el noreste de Túnez, en la región de Cap Bon, respaldada en el último pie de Bargou que protege a los vientos. Aquí, en tres mil años de historia fenicios, cartagineses, romanos dejaron su huella. Desde la antigüedad floreció la agricultura y la viticultura. La zona debe su nombre al famoso padre de la Iglesia latina de San Agustín que vivió en la región. 
Imm Misk, 5ème étage bloc B, Montplaisir, 1002 Tunis. Tél : 00216 71 847 375 Fax : 00216 71 286 092. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


EGIPTO

De oriente a occidente del mar Mediterráneo, el vino es una bebida que forma parte de su cultura, el estudio de los ori’genes del vino demuestran que la vid estaba presente desde la antigŸedad en numerosos pueblos, como en el egipcio. Prueba de ello es la extensa documentaci—n encontrada sobre la viticultura y la elaboraci—n del vino en el antiguo Egipto. La primera evidencia de la presencia de uva en Egipto son las semillas halladas en los yacimientos predin‡sticos (4000-3050 a.C.) de Tell Ibrahim Awad y Tell el Farain. Los antiguos egipcios sab’ian que la tierra situada detra‡s de los il’mites de la inundaci—n era la ma‡s adecuada para plantar vi–ñas, por eso se plantaba cerca del rí’o en una zona no inundable, uno de estos lugares era la zona del lago Mariut, situado al suroeste de la actual ciudad de Alejandri’a.

Hoy Egipto, también como ayer, los viñedos están situados alrededor del lago Maryut. Cuenta con unas 60.000 hectáreas de viñedo, principalmente para consumo de uva fresca y pasas. Y produce alrededor de 42.000 hectólitros de vino. Es el país originario de la famosa Moscatel de Alejandría, de la que en la actualidad se conservan muy pocas hectáreas y las dos variedades principales de cultivo son Pinot Blanc y Cabernet Sauvignon, pero también se utilizan en los vinos egipcios, para los tintos; Cabernet Sauvignon , Syrah , Garnacha , Bobal y Tempranillo, mientras que los blancos están hechos de Viognier , Chardonnay y Moscatel

En este momento hay sólo tres grandes productores de vino: Gianaclis ( fundada a principios del siglo 20 por Néstor Gianaclis, es el productor clave de los vinos egipcios hoy, tiene varias marcas en su cartera, Chateau des Rêves (que en realidad importa uvas de Líbano ) y Obelisco. El viñedo más famoso y de calidad se denomina Clos Mariot, y entre los blancos, el de más confianza para los consumidores se denomina Cru de Pltomées. Existe una cooperativa estatal, Egyptian Wineyard an Distiller Co, que produce el vino tinto Omar Khayyam. 

LIBIA

Bajo el dominio colonial italiano en el primer tercio del siglo XX se fundaron varias pequeñas ciudades agrícolas, donde se plantaron distintas variedades de vides. El territorio cultivable de Libia se encuentra fundamentalmente en la zona norte, en la región de Tripolitania.

De los cinco paises que componen la región vinícola del Norte de África, y según datos de distintos observatorios, a fecha de 2007, Libia no consta que produzca vino, por el contrario si tiene una superficie plantada de unas 9.000 hectáreas de viñedo que son para consumo de uva fresca y pasas.

Arriba