Situada en el suroeste del océano Pacífico, esta formada por dos grandes islas: la Isla Norte y la Isla Sur, junto a otras muchas islas menores, con una superficie total de 268.680 km². Aunque la mayor parte de la población neozelandesa es de ascendencia europea, cuenta con una importante minoría indigena; Los Maories, que llegaron en diversas olas migratorias desde el siglo IX al XIV procedente de la Polinesa Oriental, y a la que llamaron Aotearoa: la “tierra de la larga nube blanca”. No existe ninguna prueba de asentamiento humano en Nueva Zelanda antes de los viajeros maoríes. Uno de los símbolos nacionales más conocidos es el kiwi, un pájaro autóctono incapaz de volar, que también es el sobrenombre de los neozelandeses. Otro uso de este nombre es para la fruta. Los kiwis crecen en una vid enrejada, de tres metros de altura, también se produce una pequeña cantidad de vino de kiwi. Muy próxima al Polo Sur, cuenta con un clima frío y lluvioso, principalmente oceánico, con temperaturas anuales medias que van desde los 10 °C en el sur, hasta los 16 °C en el norte.

Aunque la viticultura se conoce desde hace ya mas de dos siglos, ha sido desde las últimas décadas del pasado siglo XX cuando ha experimentado un gran avance tanto en cantidad como sobre todo en calidad, sus vinos se han convertido en un referente a nivel mundial. Son vivos y frutales se caracterizan por su acidez, concentración aromática y elegancia. Destacan sus vinos blancos hechos de Sauvignon Blanc o Chardonnay y los vinos tintos elaborados con Cabernet Sauvignon y algo de Merlot, o sus excelentes Pinot Noir. Según diversos organismos oficiales en el año 2011 contaba con unas 37.000 hectáreas de viñedos y una producción de vino de 2,35 millones de hectólitros. Precisamente por ese tipo de clima y por encontrarse sus regiones vinícolas entre los paralelos 34° a 47° S, se ha acuñado el término "cool climate viticulture” (viticultura de clima fresco).

La vitivinicultura de Nueva Zelanda, tiene sus orígenes, según los archivos, en la primeras cepas, provenientes de Sydney (Australia) plantadas en 1819 por el misionero anglicano Samuel Marsden, en la localidad de Kerikeri que se encuentra en la zona septentrional (Bay of Islands) de la Isla Norte, y la primera noticia acerca de un vino elaborado en tierra neozelandesa (en Waitangi por un escocés) se data de 1840 cuando un viajero francés pudo degustar “un blanco ligero, muy espumante y delicioso en paladar”. La influencia de los inmigrantes europeos fue notoria al principio, y pobladores como los croatas Josip Babic y Nikola Delegat plantaron viñas y fundaron marcas que todavía conservan sus nombres. La plaga principal de la vid, conocida como filoxera, se detectó por primera vez en la región de Auckland en 1885 y posteriormente se propagó en forma fulminante devastando gran parte de los viñedos. La solución que se adopto fue plantar vides americanas, que pudiera resistir a este fenómeno, ante todo la variedad Isabela que hasta 1960 fue la más cultivada en todo el país. 

Debido a los factores económicos, legislativos y culturales, el vino fue durante muchos años una actividad marginal en términos de importancia económica. Durante más de un siglo, el vino sólo se consumía en el mercado doméstico, y las exportaciones únicamente comenzaron en las décadas de 1970 y 1980. En la década de 1970, Montana en Marlborough comenzó a producir vinos que fueron etiquetados por año de producción y la variedad de uva. La primera producción de un Sauvignon blanc de gran calidad parece haber ocurrido en 1977 - también producidas en ese año fueron los vinos de calidad superior de Muller Thurgau, Riesling y Pinotage.

Hoy en día, la vitivinicultura neozelandesa cuenta con una base técnica muy desarrollada, en lo que se refiere tanto al cultivo de la uva como a las tecnologías de elaboración de vino, y se enfoca hacia la sostenibilidad cuya política se ha puesto en marcha en 2007 con el objetivo de alcanzar que toda la producción se efectúe según las respectivas normas de sostenibilidad. Las prácticas en la viña y la bodega, ofrecen calidad aunando una producción sostenible con el medio ambiente, existiendo una demanda mundial de sus vinos por haber sido producidos de una forma limpia y natural. Para que esto continúe siendo así, se han creado un conjunto de estándares en lo que se ha dado en denominar Viticultura Sostenible de Nueva Zelanda, cuyas siglas en ingles son SWNZ (Sustainable Winegrowing New Zealand). Para algunas personas, Nueva Zelanda es un pequeño jardín en el fin del mundo. Quizá sí lo sea. Sus habitantes están orgullosos de sus programas ecologistas, de su postura antinuclear y de vivir en un país relativamente tranquilo.

La viticultura neozelandesa está asentada generalmente en amplios valles de ríos procedentes de las montañas y se caracteriza por unos paisajes vitícolas bellos y relajantes. Los viñedos son llanos o con ligeras pendientes y están ubicados en suelos aluviales, procedentes de los sedimentos de los ríos. Los suelos son profundos y muy ricos en nutrientes. Esto unido a las abundantes precipitaciones hace que se favorezca el vigor de la planta. Es frecuente observar viñedos con elevado vigor, con un fuerte crecimiento de los pámpanos durante la maduración de la uva. Un rasgo característico de la viticultura neozelandesa es el deshojado de los viñedos. Sorprende tanto su gran intensidad, como su grado de aplicación. Esta es una técnica muy común tanto en viñedos de variedades blancas como tintas. Está claro que los viticultores neozelandeses han conseguido, mediante el deshojado, mejorar las condiciones microclimáticas de hojas y racimos, reduciendo el aroma herbáceo de los vinos y mejorando su calidad. Además, se ha reducido en gran medida el problema de Botrytis, que tantas veces aparecía a causa de las lluvias durante todo el ciclo de la vid.   

En Nueva Zelanda se cultivan las principales variedades internacionales de vid. Destaca muy especialmente sauvignon blanc que representa un 37 % de la superficie vitícola. Chardonnay y pinot noir, con un 19 % cada una, son otras variedades muy significativas. Además, variedades como merlot, riesling, cabernet sauvignon, pinot gris, syrah y gewürztraminer son típicas de la viticultura neozelandesa. Y con menos frecuencia Chenin blanc, Pinot blanc, Müller-Thurgau y Viognier

Nueva Zelanda es el hogar de lo que muchos críticos de vino consideran los mejores del mundo Sauvignon blanc. En la década de 1980, las bodegas de Nueva Zelanda, sobre todo en la región de Marlborough, comenzaron a producir un excepcional Sauvignon blanc. Un crítico dijo que el consumo de una primera Nueva Zelanda Sauvignon blanc era como tener relaciones sexuales por primera vez. "Ninguna otra región en el mundo puede igualar Marlborough, la esquina noreste de la Isla Sur de Nueva Zelanda, que parece ser el mejor lugar del mundo para cultivar uvas Sauvignon blanc".

Nueva Zelanda cuenta con 10 regiones vitivinícolas tanto en la Isla del Norte, como en la Isla del Sur. Ellas son, de norte a sur, Northland, Auckland, Waikato/Bay of Plenty, Gisborne, bahía de Hawke, Wellington, Nelson, Marlborough, Canterbury/Waipara y Otago Central. Sin embargo, el 80% de la producción esta concentrada en 3 regiones principales: Marlborough (50%) en la Isla del Sur, y Hawkes Bay (21%) y Gisborne (9%), ambas de la Isla del Norte.

ISLA DEL NORTE

Su clima es más cálido que la Isla del Sur, lo que la hace más apta para el cultivo de ciertas variedades tintas, como Merlot y Cabernet Sauvignon. Aquí están dos de las principales regiones vitícolas de este país en términos productivos: Hawke’s Bay y Gisborne. Abundan los suelos fértiles. 

Northland: La región vinícola más septentrional de Nueva Zelanda, y por lo tanto más cerca del ecuador.

Auckland: Esta región se encuentra alrededor de la ciudad más grande de Nueva Zelanda. está ubicada al noreste de la isla y es la región vitícola más antigua. Es sobre todo una zona productora de vino tinto, siendo la cabernet sauvignon su variedad principal.

Waikato/Bay of Plenty: Esta zona también es conocida por las paltaciones de kiwis y manzanas.

Isla Waiheke: Está al este de Auckland en el Golfo Hauraki. Para Nueva Zelanda tiene un meso-clima seco y cálido. Su vino tinto es mucho más maduro y con mas cuerpo. Es el hogar de Stonyridge Estate, que produce una mezcla bordeaux llamado Larose, que una vez fue uno de los vinos más caros y prestigiosos de Nueva Zelanda rojos. Obsidiana Vineyard, Peacock Sky, Goldwater Estate y Te Motu también producen en Waiheke.

Gisborne: Una pequeña región vinícola del norte de Hawkes Bay. Destaca por su Chardonnay y Gewrztraminer. Es también el viñedo más oriental del mundo. Situado al sureste de la Bahía de Plenty, produce alrededor del 10% de la uva neozelandesa. Posee suelos aluviales de alto rendimiento y es, básicamente, una región productora de vinos blancos.

Bahía de Hawke: junto con Marlborough, es el centro de gravedad de la industria del vino de Nueva Zelanda, es el vino más antiguo de Nueva Zelanda y la zona de producción es la segunda región productora de vinos del país. Se cultivan la Syrah, Chardonnay y Sauvignon blanc y últimamente Viognier. Vinos de alta calidad incluyen pequeños productores Bilancia y Puente Pa. Otros productores bien conocidos como Brookfields Estate, Clearview Estate, Esk Valley, Villa María, Vidal, Trinity Hill, Gama escarpado, Newton Forrest Estate, Te Mata Estate, Moana Park Estate, Misión Estate, Sileni, Sacred Hill, CJ Pask y Babich. Hawke's Bay: en la costa este de la isla del Norte, produce más del 20% de la uva neozelandesa, siendo la región más soleada del país, es muy adecuada para el cultivo de la vid. Es considerada como la mejor zona vitícola para el cultivo de las cepas nobles. A veces la naturaleza aluvial del suelo es importante, ya que en la Bahía de Hawke, donde los depósitos conocidos como las gravas Gimblett representan tales características de calidad que a menudo se mencionan en la etiqueta del vino. El Gimblett Gravas es una zona de antiguo cauce del río con suelos muy pedregosos. El efecto de las piedras es reducir la fertilidad, bajar el nivel freático, y actuar como almacén de calor que templa las brisas frescas del mar que las experiencias de la Bahía de Hawke. Esto crea un meso-clima más caliente.

Wellington/Wairarapa: Esta región vinícola es una de las mas pequeñas de Nueva Zelanda, con varias sub-regiones, que incluyen Gladstone, Martinborough, Masterton, y Opaki. Martinborough era la superficie original plantada, sobre la base del estudio científico cuidadoso, en la década de 1970, que identifican sus suelos y clima que se adapta perfectamente al cultivo de Pinot noir. Sutiles diferencias se observan en los vinos de Wairarapa Sur, que tiene más influencias marítimas, a las que se cultivan más al norte. Wairarapa: al sur de la isla, posee un viñedo poco extendido, pero sus tintos de pinot noir tienen fama internacional. También se elaboran vinos blancos de chardonnay, sauvignon y gewürztraminer. El área total de Wellington/Wairarapa es de algo mas de 800 ha. con mas de 50 bodegas. 
Variedades predominantes: Pinot noir, Sauvignon blanc, Chardonnay, Riesling, Pinot gris y el Cabernet (incl. Cab sauvignon y franco, y el 16% restante incluye Merlot, Syrah, Malbec y Gewrztraminer. El área de producción en Wellington/Wairarapa representa apenas dos por ciento de la zona vinícola de Nueva Zelanda total de la producción.

Martinborough: Es un pequeño pueblo del vino a los pies de Nueva Zelanda Isla Norte, en el Sur de Wairarapa, muy cerca de Wellington, la capital. La combinación de la topografía, la geología, el clima y el esfuerzo humano ha llevado a la región convertirse en una de las regiones vinícolas de gran importancia, a pesar de su pequeño tamaño. En la actualidad hay alrededor de 20 bodegas, destacando la bodega Ata Rangi, que elabora un extraordinario Pinot Noir, Te Kairanga,  Palliser Estate, Murdoch James Estate y el río Seco, han sido reconocidas internacionalmente como productores premium de Pinot noir. Esta es un área con suelo de grava y clima bastante seco. En la actualidad se está experimentando el cultivo de Syrah y Sangiovese.

ISLA DEL SUR

Es la isla más importante desde el punto de vista vitivinícola. En 1973 despegó el cultivo de la vid cuando la gran empresa Montana wines plantó en la región de Marlborough 1.600 Ha de viñedos. De toda esa superficie sólo 24 Ha eran Sauvignon blanc, el resto se dedicó al cultivo de Müller-Thurgau. En la actualidad cuenta con 7.900 hectáreas de Sauvignon blanc, siendo la variedad mayoritaria y la que ha llevado a Nueva Zelanda al gran éxito mundial.

Nelson: en la costa norte, es una región vitícola poco extensa debido al alto costo de sus terrenos. El cultivo de la vid se remonta a los años 1860-1870. Las cepas dominantes son Chardonnay y Riesling. Es similar a Marlborough, pero más fría y con menos lluvias. Muchos son los que creen que Nelson tiene el mejor clima de Nueva Zelanda, ya que regularmente encabeza las estadísticas nacionales de las horas de sol, con una media anual total de más de 2400 horas.

Marlborough: al sureste de Nelson, es la región vitícola más extensa e importante de Nueva Zelanda, así como la más próspera. Alberga el 50% de la superficie de viñedos de Nueva Zelanda, siendo la mayor región productora. Se encuentra resguardada de los fuertes vientos de poniente gracias a los Alpes del Sur. Además esta cordillera limita las precipitaciones y, por lo tanto, ayudan a tener días más despejados, lo que se traduce en un mayor número de horas de sol. No sólo esta cordillera protege a Marlborough, sino que el extremo de la isla Norte la protege de los ciclones otoñales. Esto, junto a los veranos cálidos, hace que favorezca la madurez de la uva, al realizarse ésta de forma lenta y prolongada. Es una de las zonas más secas y soleadas de todo el país. Las condiciones climáticas son adecuadas para la variedades blancas: Müller-Thurgau, Sauvignon Blanc, Chardonnay y Riesling. La Cabernet Sauvignon es la principal cepa tinta. El Chardonnay junto con algo de Pinot Noir se destina en su mayoría a la elaboración de vinos espumosos. Marlborough es la región vitivinícola de mayor prestigio y más conocida internacionalmente, donde se producen algunos de los más famosos sauvignon blanc del mundo. 

Marlborough incluyendo Wairau Valley. En muchos aspectos, el Valle Wairau y los distritos circundantes Blenheim es el hogar de la industria del vino moderno de Nueva Zelanda. Es el distrito más grande de vino en términos de producción y la superficie vitícola. Tiene una serie de sub-regiones incluyendo el valle Waihopai, Renwick, Yealands, en la subregión de Awatere, con casi mil hectáreas de viñedos sustentables y la zona de Spring Creek. En ella opera el mayor número de productores de uva y de vino, y se la considera como el máximo exponente de la elaboración de los más innovadores e inconfundibles Sauvignon Blanc del mundo. La mayoría de sus vinos tiene bastante concentración aromática, presentando no solo notas frutales (manzana verde, lima, melocotón, piña, grosella) sino aromas herbales o vegetales (pasto, espárrago, berro, estragón) también.

Canterbury: cerca de la ciudad de Christchurch, está ubicada al este de la isla. La baja pluviosidad y los largos otoños con días calurosos y noches frescas son factores favorables para el cultivo de Chardonnay y Riesling. En esta región se elaboran exquisitos vinos con Pinot Noir.  Sus subregiones son Waipara y Omihi Hills. En muchos aspectos, la zona de Canterbury, es más conocido por Pinot noir. Buenos ejemplos de Pinot noir incluyen Mountford Estate, Negro Estate, Omihi Hills, Greystone, Waipara Springs, Pegasus Bay y el borde del cráter. Los vinos blancos de la región incluyen Chardonnay, Sauvignon Blanc y Riesling. Otro tipo de suelo se representa en Waipara, Canterbury. Aquí están las colinas Omihi que forman parte del grupo Torlesse de depósitos de piedra caliza. Viticultores han plantado pinot noir aquí debido a la experiencia francesa de la afinidad entre el tipo de uva y el suelo calcáreo en la Côte-d'Or. Incluso los suelos aluviales Greywacke en el suelo Waipara Valley tiene una concentración de carbonato de calcio superior como se vio en el agua lechosa que fluye en el río Waipara.

Waikari y Cheviot, se encuentran en el interior de Waipara, los suelos de piedra caliza de la zona Waikari están produciendo algunos de los más buscados después de la mayoría de los vinos de Nueva Zelanda, donde los productores como Bell Hill y Pyramid Valley se están haciendo un hueco con viñedos biodinámicos. Al sur de Waipara, Amberley y al norte de Christchurch; Amberley está a pocos kilómetros al sur del río Waipara. Se produjo un gran avance para el Riesling Corbans a principios de los años ochenta, pero recientemente se ha disminuido la producción. St Helena Estate es un viñedo al sur de larga data del río Waimakariri y al norte de Belfast.

West Melton, Península de Banks y Rolleston; Los productores de vino en esta área general incluyen Farm francés, Tresillian, Sandihurst, Melton Estate y Cabra de Lone. Los vinos son predominantemente blanco, incluyendo Chardonnay, Riesling, Gewrztraminer, Pinot Blanc y Pinot gris y Sauvignon blanc. Aunque no es tan conocida como Waipara para producir Pinot Noir, muchos cuentan con el respeto de los enólogos por producir "terroso" Pinot noir con un "suelo del bosque". 

Waitaki cuenca del río: Región de Nueva Zelanda más reciente vinícolamente hablando, situada en la frontera de Otago y Canterbury. Los productores de vino son Pasquale, Ostler, Trenzas Waitaki y Forrest. Pinot noir se produce aquí, así como variedades blancas aromáticas como Riesling, Pinot gris, Gewrztraminer y Chardonnay.

Central Otago: más al sur, es la zona vitícola más meridional del país y la mas meridional de producción de vinos del mundo. La estación cálida es breve, pero los otoños son secos y soleados, siendo el índice de pluviosidad el menor de toda Nueva Zelanda. Es la zona más fría de Nueva Zelanda y una de las zonas vitivinícolas más frías del mundo. En verano los días son muy largos. Es una zona en expansión y orientada a la producción de excelentes y caros vinos de Pinot Noir.  Los viñedos son también las más altas de Nueva Zelanda en 200 y 400 metros sobre el nivel del mar en las empinadas laderas de orillas de los lagos y los bordes de las gargantas profundas del río, a menudo, también en suelos de origen glaciar. Otago Central es una zona interior cubierta con un microclima continental caracterizado por veranos secos y calurosos, otoños cortos, frescos y suaves, inviernos fríos. Aquí se producen suculentos vinos cargados de fruta con perfecta acidez natural y taninos finos. Los mejores ejemplos que se distinguen por elegancia y una gran complejidad pueden presentar singulares valores para paladares refinados. 

Entre las centenares de bodegas existentes en Nueva Zelanda (692 bodegas), que van desde la más grande (Montana Wines) hasta varias de tamaño pequeño, sobresalen muchas como, por ejemplo, las Astrolabe, Babich, Cloudy Bay, Craggy Range, Matakana, Palliser, Pegasus Bay, Te Mata, Villa Maria y Wairau River. Desde 2006 la legislación nacional establece que no solo los vinos exportados sino aquellos comercializados en el mercado local también tienen que ser elaborados con al menos 85% de la variedad que se indica en la etiqueta. Si en la etiqueta aparece la región y la añada el 85% del vino debe ser originaria de ahí y de esa cosecha. En el caso de los vinos de mezcla (ensamblaje) la variedad dominante se menciona en primer lugar y las otras en orden descendente.

Detengámonos ahora en algunas de las bodegas como:

- Sunset Valley, Fundada por Ian y Ros, y con la ayuda de sus dos hijos , Kim y Kate, se trata de una bodega eminentemente familiar. Desde el principio se establecieron los métodos orgánicos y biodinámicos. Como puntos mas importantes del cultivo orgánico destacan el control de malezas y pastos, así como el control de enfermedades y plagas sin usar pesticidas ni productos químicos. La viña se estableció en 1993 con la compra de 25 hectáreas de pasto en una colina cerca de Upper Moutere, en Nelson. El sitio fue elegido por su idoneidad para un viñedo orgánico, ya que cuenta con veranos largos y secos e inviernos fríos propensos a las heladas, condiciones fundamentales para el control de enfermedades. 

- Mount Riley (la etiqueta premium de Mount Riley es Seventeen Valley, aunque recomendamos que exploren la marca fundadora primero). Su sabor frutal es excelente, además de su balance, estilo y valor. Es uno de los principales productores de sauvignon blanc, con un pinot noir en fuerte rol secundario. www.mountriley.co.nz.

- Kim Crawford tan sólo lleva diez años en la industria y ya son muy exitosos. Lo dirige un productor del mismo nombre que cree que los vinos deben beberse y disfrutarse, por lo que los ofrece a precios muy accesibles en su etapa de lanzamiento, aunque no sean vinos de corto plazo. La empresa es propiedad de Constellation Group (Estados Unidos). www.kimcrawfordwines.co.nz.
- Montana (Brancott Estate). Las degustaciones de esta bodega se ofrecen de manera gratuita y en muchos lugares. Sus vinos son de sabor limpio y con toques frutales “vivos”. Por unos cuantos dólares más y sin ser muy costoso, se adquiere un vino superior, Montana Reserve. Tiene un restaurante ubicado a unos kilómetros al sur de Blenheim (hacia Christchurch) donde puede probarse vino altamente bebible con un filete de pescado o de res para acompañarlo. Es de propiedad francesa, de Pernod Ricard. www.pernod-ricard-nz.com.
- Nautilus tiene muy buena reputación por sus balanceados y frutales sauvignon blanc y pinot noir, de Marlborough. Son limpios y frescos, con gran sabor a frutas que funcionan bien con muchos platillos. Propiedad australiana. www.nautilusestate.com.
- Framingham. Especialista en Riesling frente a la corriente de sauvignon blanc y pinot noir, que no debe pasarse por alto. Propiedad portuguesa. www.framingham.co.nz.
- Isabel Estate se encuentra en un pedazo de tierra de Marlborough ligeramente diferente y sus vinos tienen una definida distinción, ya sea sus sauvignon blanc o sus pinot noir. Son productores de clase mundial, propiedad de una familia neozelandesa. www.isabelestate.com.
- Cloudy Bay. Quizá sea el ícono de Nueva Zelanda ante los ojos del mundo, por su amplia gama de vinos con clase. A la cabeza está su sauvignon blanc, aunque su pinot noir y chardonnay merecen también atención. Son vinos producidos de manera clásica, vinos “serios”. Propiedad francesa. www.cloudybay.co.nz.
- Grove Mill es otra casa productora fuerte de Marlborough. Su segunda etiqueta, Sanctuary (Santuario), es un tributo al trabajo que la empresa realiza restaurando pantanos y planicies lodosas a su estado original, para que puedan ahí reincorporarse peces, ranas y patos a lo que era antes su hábitat. Vinos frutales y muy balanceados. Compañía neozelandesa. www.nzwineco.co.nz.
- Saint Clair tiene un equipo productor muy bueno y un alto estándar en vinos. Si tienen oportunidad de realizar una visita, podrán degustar varios vinos premium especializados (de un solo viñedo) disponibles en su “cellar door”. Propiedad de una familia neozelandesa. www.saintclair.co.nz.
- Villa Maria. Es la empresa familiar de vinos más grande de Nueva Zelanda, con una variedad de vinos y precios, desde su Private Bin (Barril Privado), pasando por Cellar Selection (Selección de Cava), Reserve (Reserva) y llegando a Individual Vineyard (Viñedo Individual). Algunos de sus mejores vinos no los exportan, aunque sí están disponibles en su “cellar door” (al igual que en su segunda bodega y oficinas corporativas en Auckland). www.villamaria.co.nz.
- Nobilo Wines (sus marcas secundarias son Selaks y Monkey Bay) es también fuerte participante de Marlborough. Tienen otra bodega y viñedos en la Bahía de Hawke. Es de una familia neozelandesa de tradición, de raíces profundas en el país, aunque actualmente es propiedad de Constellation de Estados Unidos. www.nobilo.co.nz.
- Kumeu River es una empresa familiar con sede en Auckland que produce un sólido sauvignon blanc de Marlborough, al igual que vinos tintos (más que nada merlot) en su casa en Auckland. www.kumeuriver.co.nz.
Existen muchas más casas productoras. Mencionamos sólo una breve selección.

Arriba