Para este mes de mayo os queremos recomendar dos vinos generosos, procedentes de la zona vinícola del Aljarafe sevillano. Pues el pasado mes de abril, un nutrido grupo de socios de Apoloybaco, tuvimos la grata ocasión de catar distintos vinos de Bodegas Góngora situadas en Villanueva del Ariscal (Sevilla). Ya que en un pueblecito, también del Aljarafe, Gines, en su semana del libro, celebrada el 16 de abril de 2010, nuestra Asociación presento el libro de poesías "El Aljarafe y el Vino", un poemario del escritor Francisco Velez Nieto. Posteriormente D. José María Gallego-Góngora, presidente de Bodegas Góngora, hizo un estupendo recorrido por la historia vitivinícola del Aljarafe sevillano y presento varios de sus vinos.


< Aljarafe: Vino fino, con crianza bajo velo de flor, entre 3 y 5 años, por el sistema de criaderas y soleras. Elaborado con un 60% de Garrido Fino, un 20% Palomino y un 20% de la variedad Listán. De color amarillo pálido muy limpio, de intensos aromas, con toques almendrados, yodo y notas florales. En boca es seco, fino, ligero, muy equilibrado y con un agradable toque punzante. Persistente.

 

> Amontillado muy viejo. Selección Imperial: Con más de 100 años de envejecimiento en botas de roble américano, según el sistema de criaderas y soleras. De la variedad Garrido Fino. Una auténtica joya enológica, capaz de embriagar todos nuestros sentidos. De color ámbar reluciente con profundos tonos de caoba. Intesos y complejos aromas. Seco y suave a la vez, con un bouquet cálido y punzante, todo muy redondeado y de una extraordinaria exquisitez para el paladar. De postgusto largo y prolongado.


Bodegas Góngora, fueron fundadas en 1682 por Don José de Góngora y Arando, en una de sus haciendas "Pata de Hierro". Desde entonces el mágico proceso de elaboración del vino no ha parado. De la viña a la prensa, que cuenta con más de trescientos años y después a las "botas" de 40 arrobas (640 litros), algunas de ellas con más de doscientas cosechas en su interior. En sus bodegas, que tienen todas nombres propios; El Americano, La Esperanza, El Oscuro, Pata de hierro, La Eusebia, La Virgen. Aguardan los vinos el necesario paso del tiempo para adquirir sus aromas y sabores característicos. Desde su fundación la bodega ha permanecido en manos de la familia Góngora, que va ya por su 7ª Generación. Web: www.bodegasgongora.com

Arriba