A principios de noviembre el grupo de cata de Apoloybaco, estuvo presente en el Hotel EME de Sevilla en una cata dirigida y comentada por David Herrero, director comercial de Bodegas Amaren, en la misma, se cataron varios vinos de está bodega, y aquí os traemos recomendados para este mes de diciembre tres de esos excelentes vinos. Dos tintos y un blanco, una de las características que unen a estos vinos es la vejez de sus viñas y la baja producción de las mismas. Juan Luis Cañas, "alma mater" de estas bodegas, pretende rizar el rizo y quiere ofrecer unos vinos modernos, pero preñados del acervo vitivinícola de estos experimentados bodegueros. Bodegas Amaren pertenece a la Denominación de Origen Calificada Rioja y es una gran puesta en valor de esas cepas viejas que concentran toda la esencia del terruño. Aunque fue en 1991 cuando se otorgó el carácter de Calificada a la Denominación de origen Rioja, la primera en España en poseer este título, "de lejos le viene la casta al galgo", pues ya en el 1102 el Rey Sancho de Navarra, reconocía jurídicamente estos prestigiosos vinos, y fue en 1787 cuando se creó la Real Sociedad Económica de Cosecheros de Rioja. En 1926 se decretó la creación del Consejo Regulador, aunque no quedó constituido formalmente hasta 1953.
De las distintas variedades que componen estos vinos, la Viura y Malvasia para el blanco. De la Viura se dice que debe su nombre a la tribu bíblica de los macabeos, pero parece que es oriunda de la cuenca del Ebro. De piel delgada, sensible a plagas y hongos pero de buenos rendimientos. Intervenía en los tintos riojanos clásicos y da su mejor cara en blancos de crianza. Conocida también por Macabeo dependiendo en la zona donde nos encontremos. Es una uva de gran intensidad aromática y un paladar estructurado. La Malvasia, es una de las cepas más antiguas del mapa de variedades, y extendió sus dominios por varios países mediterráneos. Habitualmente se emplea para elaborar vinos de postre, pero también se están realizando blancos que aprovechan la personalidad aromática que tiene combinado con su dulzor y perfumado paladar. Y de la Graciano que interviene en los dos tintos decir que es originaria de la Rioja, Lano Gorostiza sostenía que su nombre viene de la "gracia" que aporta a la mezcla, tanto en aromas como en su viva acidez y taninos. Un vino blanco y dos tintos de una bodega que acaba de nacer (septiembre de 2009) pero que trae un enorme "pan bajo el brazo". Seguro que serán vinos que pronto obtendrán el reconocimiento de críticos, profesionales y sobre todo del público en general.


< Ángeles de Amaren 2006; Un vino tinto elaborado con tempranillo y graciano, con el nombre de la madre de Luis Cañas, las uvas proceden de viñedos de mas de 40 años, con doble mesa de selección y vinificadas por separado, nos presenta una primera añada de gran elegancia y complejidad, con un bonito color picota, de aromas de fruta negra, tostados y ligeras notas florales. En boca es sabroso, sedoso y fresco, destaca la fruta y su extraordinario equilibrio, de final prolongado y vivo.
> Amaren Blanco fermentado en barrica 2008; elaborado a partir de cepas viejas de viura (80%) y malvasia (20%). De color amarillo pajizo con ribetes verdosos, limpio y brillante. Muy aromático, sobresale la fruta amanzanada y cítricos bien ensambladas con los toques que aporta la madera. En boca es untoso y envolvente al paladar con claras sensaciones frutales, con un toque final de elegante amargor y de sabor duradero.
Amaren Graciano 2004; Vino tinto monovarietal procedente de cepas de mas de 60 años de antigüedad, vendimiadas en pequeñas cajas en su momento optimo, tras su fermentación alcohólica pasa a barricas de roble francés nuevas donde realiza la fermentación maloláctica y permanece entre 16 y 18 meses antes de ser embotellado.  Presenta un color guinda picota muy intenso. Aromas complejos y duraderos, destaca la fruta negra madura, especies, tostados. Su paso por boca es estructurado, de viva acidez y expresión frutal, con un final muy persistente y elegante.  
Bodegas Amaren; nacen como homenaje a la madre de Juan Luis Cañas, el vino salió al mercado con la añada de 1995. Amaren cuyo significado traducido del vasco es “de la madre” nace como bodega en septiembre del año 2009 haciéndose finalmente realidad el sueño de Juan Luis Cañas de homenajear a su madre, ya no solo con un vino sino con la creación de una bodega dedicada a ella. Por ello, Bodegas Amaren es “la bodega de la madre”, trabajadora incansable que hasta su muerte dedicó gran parte de su vida a las labores del campo y de la bodega. Juan Luis Cañas ha decidido que los criterios para la elaboración de estos vinos sean muy exigentes. Las viñas deben tener entre 40 y 60 años según el tipo de vino y bajas producciones por hectárea. Sus uvas son vendimiadas en pequeñas cajas para su posterior control en doble mesa de selección. La elaboración se realiza en tinas de madera y en pequeños depósitos de acero inoxidable, dependiendo del vino del que se trate.
En Bodegas Amaren, la fermentación maloláctica y su posterior crianza se realiza siempre en barricas nuevas de una selección de algunas de las mejores tonelerías, fundamentalmente de roble francés. No todos los años se producen los vinos de Amaren, Tanto su producción como la cantidad de botellas elaboradas dependerá estrictamente de que cada año se disponga de la calidad de uva necesaria para su elaboración. En Amaren, se busca la perfección en todos los campos: el viñedo, su selección, su elaboración y su crianza, para conseguir vinos que emocionen y hagan disfrutar, transmitiendo así la esencia de la tierra donde nacen. Dirección: Ctra. Baños de Ebro, s/nº - 01307 Villabuena (Álava). Tel: 945 175 240 Fax. 945 174 566. Web: www.bodegasamaren.com. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Arriba