Ahora que ya llegó el verano es tiempo de relajarse y de experimentar sensaciones nuevas. Los días son más largos, "las noches también", y nuestra mente empieza a poner rumbo hacia el disfrute de las merecidas vacaciones. En eso de las vacaciones permitidme una sugerencia para los amantes del vino, es muy placentero realizar "enoturismo", es decir visitar zonas vitivinícolas de nuestra encantadora geografía hispánica.

   En fin como es tiempo de experimentos nuevos, para este mes de Julio se me ha ocurrido presentaros una serie de vinos elaborados por la misma bodega, una especie de cata vertical. Para ello he elegido una bodega con un encanto especial, su nombre es Bodegas ONTAÑON, es de Rioja y desde 1984, se dedica a la elaboración, crianza y embotellado de vino, tiene una  larga experiencia  en la viticultura y posee 180 hectáreas de viñedo propio. 

   La filosofía de esta bodega se resume en: Arte en sus viñas; arte en sus vinos y arte en sus bodegas, porque además de ser el lugar donde elaborar y criar los vinos, es una bodega-museo, una exposición permanente de obras artísticas de inspiración mitológica entorno a Dionisio, creadas por el artista Miguel Ángel Sainz. Sin duda un lugar por donde empezar nuestro enoturismo vacacional.


< Ontañon Crianza'98. 95% de tempranillo y 5% de garnacha de las viñas más viejas. De maceración larga y temperatura controlada 25º-28º C. Doce meses en barrica de roble francés y americano y 12 meses en botella. De color rojo rubí, bien cubierto y con matices violetas, propio de su juventud. De aromas complejos a fruta madura, trufas, especiado y balsámico. En boca es suave, untoso, bien equilibrado y lleno de matices frutales.

> Ontañon Reserva'96. 95% de tempranillo y 5% de graciano, del pago viña La Montesa, de suelo arcilloso-calcáreo. Maceraciones largas y temperatura controlada 26º-28ºC. Con 24 meses en barricas de roble francés y americano y 12 meses en botella.
Rojo intenso con reflejos atejados. De una amplia variedad aromática, destaca la frambuesa, sobre fondo de chocolate fuerte. En boca es armonioso y muy carnoso, despuntan las frutas maduras, rodeadas de un delicado fondo tostado, de postgusto intenso y prolongado.


< Ontañon Gran Reserva'94. 95% de tempranillo y 5% de graciano. Uvas de viña La Montesa. Añada Excelente por el Consejo Regulador. Maceraciones largas y temperatura controlada 26º-28ºC. 24 meses en barrica de roble francés y americano y 36 meses en botella.

A la vista presenta un rojo intenso, de gran capa y con ribetes atejados. En nariz muestra su complejidad aromática, primarios de la fruta, bien ensamblados con los de crianza en madera, especias, tabaco, chocolate. Su paso por boca es redondo, de sensaciones plenas (frutas maduras, tostado), recuperando su intenso aroma por vía retronasal. 

Arriba