Para este mes de noviembre, que suele ser un mes de espera . Las bodegas aguardan que sus mostos se conviertan en vinos; "para San Andrés el mosto, vino o vinagres es". Me ha parecido apropiado endulzar esa espera con unos vinos generosos elaborados con una uva noble, la Pedro Ximénez.

   Vinos característicos para acompañar la sobremesa, o vinos que suavizan las tardes de lluvia mientras se lee uno de esos magníficos libros que nos ofrece la literatura española, como podría ser "El Pianista" de nuestro recién desaparecido escritor Manuel Vázquez Montalbán, o la escucha de una sutil y envolvente música jazzística, como el disco "Standars Live" del excelente y polifacético músico, pero sobre todo, pianista, Keith Jarret.

   Vinos que mientras se saborean, despiertan muchos sentimientos, pero sobre todo suelen suscitar bonitos y entrañables recuerdos. Porque son vinos hechos para recordar y para agradecer. Recordar los buenos momentos que hemos pasado con nuestra mejor compañía y para agradecer a nuestros amigos, eso tan sencillo pero a la vez complicado que es la AMISTAD.  


< Pedro Ximénez San Emilio Lustao, de la bodega Emilio Lustao, S.A., en Jerez-Sanlúcar de Barrameda. Caoba oscura, viscoso. Aromas características de la uva Pedro Ximénez, muy frutoso. En boca es muy dulce, suave y aterciopelado, equilibrado y con un final muy largo. Precio aproximado: 17 euros.

> Pedro Ximénez 1927, de bodegas Alvear en la D.O. Montilla-Moriles. De color caoba. Aroma potente con notas de larga crianza, ligeros toques tostados y muy bien ensamblados. En boca es amplio, dulce, con gratos matices amargosos, con fondo de miel, y agradables toques rancios. Precio aproximado: 6,50 euros.


< Don PX; de la bodega Toro Albalá, S.A., en la D.O. Montilla-Moriles.

Color ambarino intenso, brillante y denso. Intensos aromas primarios a pasas, a dátiles y a miel de eucalipto y ligeros recuerdos a pasteleria. Denso en la boca, cautivador, dulce sin llegar a empalagar. 

Precio aproximado: 10 euros.

     

Arriba