Encontrar vinos de todas las denominaciones de origen de España, fuera de esa denominación, provincia o región donde se elaboren, en la mayoría de los casos suele convertirse en una tarea ardua, casi imposible de conseguir. Ello no significa, ni mucho menos que sean vinos de baja calidad, muy al contrario, hay denominaciones de origen que producen unos vinos de una altísima calidad, aunque su demanda en el mercado nacional no este lo extendida que debería de estar. Unas veces por desconocimiento de los consumidores, otras por su exigua comercialización.

Sea como fuese, es una auténtica pena que en muchas zonas de nuestro país no podamos disfrutar de estos vinos con la frecuencia y asiduidad que hacemos con otros, cuyas denominaciones de origen son más conocidas. Yo he tenido la suerte, gracias a un amigo valenciano de poder catar algunos vinos de la Denominación de Origen Valencia, a estos excelentes caldos y a ese querido amigo va dedicada los vinos de este mes de noviembre. 


< Reserva Graciano: De Heretat de Taverners. Rojo cereza madura de capa alta y muy intenso, muestra unos meniscos rubíes con tonos violáceos y azuladas. En nariz es muy potente con predominio del aroma a ciruela, regaliz y eucalipto, con un perfecto ensamblaje de la madera en la que se distinguen los recuerdos de cedro. En boca es amplio y frutal, untoso y con sabores de café y tostados, junto a mermelada, con taninos aterciopelados. En el post-gusto es de gran duración y resaltan los frutos secos.
 
> Castillo de Chiva: De Bodega Vínica Chivana. 100% tempranillo, criado en barricas nuevas de roble americano. De color rojo cereza, con tonalidades violáceas, limpio y brillante, de aroma muy agradable, con notas que recuerdan a las aceitunas negras y frutas escarchadas, su paso por boca es suave con taninos bien domeñados y un final persistente.


< Viña Villar: De Cooperativa El Villar del Arzobispo. Con seis meses en barrica de roble americano nuevo y dieciocho más en botella, presenta un color rojo rubí limpio y brillante. Sus aromas son complejos, destacando en los primarios una compota de frutas variadas, bajo un fondo de madera noble. De sabor franco, de taninos vivaces y bien granulados, muy agradable y redondo, con un final duradero y con aromas retronasales afrutados.
 
 > Viña Alfatara: De Bodegas Leopoldo. Elaborado con la variedad Cencibel o Tempranillo. Se muestra bien cubierto, limpio y brillante de color rubí teja, con aromas intensos y llenos de expresividad a frutos del bosque bien ensambladas con la madera algo leñosa. Equilibrio perfecto entre la acidez y los taninos lo que le otorga una redondez y untosidad en su paso por boca, donde aparece la fruta madura con notas de vainilla.


< Castillo de Alcoy: De la Cooperativa Vinícola La Viña la Font de la Figuera. 

De color rojo cereza y ribetes violáceos, de capa media alta, aromas intensos a frutas maduras del bosque y notas balsámicas, potente y descarado en boca, frutal y muy sabroso y de un postgusto duradero y noble.
 

Arriba