El mes de diciembre, es el último mes del año, pero también es el primer mes en el que ya tenemos vino de la cosecha, en este caso de la cosecha de 2004. Son los vinos jóvenes, obtenidos de forma tradicional o por maceración carbónica. Son los primeros vinos, que entre otras cosas serán punto de referencia para saber la calidad de la cosecha. Son vinos con sus propias características y singularidades comarcales y regionales.

Pero diciembre también es un mes propicio para el consumo de todo tipo de vinos y como no, para regalar vinos a nuestras familias, amigos y compañeros. El vino es un regalo divino, que con moderación podemos y debemos disfrutar los humanos. Por ello hemos extraído de nuestra pequeña bodega una selecta  y amplia relación de vinos de distintas denominaciones de origen, todos ellos premiados con el Bacchus de Oro 2004, una buena forma de despedir este año, y seguro que encontraremos el momento y el lugar adecuado para disfrutar de ellos.


< Gran Callejo. Gran Reserva de 1998, es un vino de bodegas Félix Callejo, de la denominación de origen Ribera del Duero. Después de seleccionar uvas vendimiadas a mano de la variedad Tinta Fina y una crianza de dos años en barrica de roble y posterior envejecimiento de tres años en botella. Se nos ofrece un vino de aromas complejos y finos matices, gran potencia, untuosidad y carnosidad y un final largo y elegante. Bacchus de oro 2004.
> Tomillar, Reserva de 1997. De la bodega Sociedad Cooperativa Virgen de las Viñas, de la Denominación de origen La Mancha. Elaborado con las variedades Cabernet Sauvignon (80%) y Tempranillo (20%), con una crianza de 12 meses en barrica de roble americano y dos años en botella. Es un vino intenso, con un bouquet muy aromático y persistente, aterciopelado y muy sabroso, con un postgusto aromático y largo. Bacchus de oro 2004.


< Alceño, selección crianza 2000. De bodegas Pedro L. Martínez de la D.O. Jumilla. Un coupage de Syrah, Tempranillo y Monastrell, que nos da un gran vino con carácter y muy sabroso. Bacchus de oro 2004.
> Idrias Chardonnay 2003, de bodegas Sierra de Guara en la D.O. Somontano. De color amarillo verdoso y amplios aromas a cítricos y notas ahumadas, fresco y untoso. Bacchus de oro 2004.


< Conde de la Vega 2000. De bodegas Palacio de la Vega, de la D.O. Navarra. Elaborado a partir de Merlot, Cabernet Sauvignon y Tempranillo, con 18 meses en barrica Allier francesa. De color rojo cereza y aromas a fruta madura, casi compotada y bien ensamblada con los aromas de la barrica nueva. En boca sorprende su aromaticidad y densidad con una sensación carnosa, grasa y envolvente. Bacchus de oro 2004.
> Val Viadero, roble 2001. De bodegas Valduero en la Denominación de Origen Toro. Elaborado con la variedad Tinta de Toro. Es un vino de color rubí con tonos tejas, con un fino y persistente aroma, fruto de su permanencia en barrica de roble tostada, destacándose aromas mentolados, regaliz y tueste de café. Equilibrado en boca, transmitiendo sensaciones de madurez, pleno y de sabor prolongado. Bacchus de oro 2004.


< Tégula 2001. De Bodegas y Viñedos Bergidense de la D.O. Bierzo. Elaborado con la Mencía y una crianza de 6 meses en barricas. De intensos aromas afrutados, muy sabroso y denso. Bacchus de oro 2004.
> Tierra Rubia 2002, de bodegas Mariscal en la D.O. Móndejar. 100% Syrah, intenso y complejo en aromas, bien estructurado y sedoso en boca con predomino de fruta roja y tonos balsámicos de fina madera . Bacchus de oro 2004.


< Marqués de Reinosa 2000. Es un vino de la sociedad cooperativa Marqués de Reinosa, de la denominación de origen Calificada Rioja. De color rojo cereza, de aromas complejos y sutiles matices de fruta negra sobre un fondo mineral. En boca es suave, redondo y carnoso de un final persistente y de gran nobleza. Bacchus de oro 2004.
> Viña Norte, tinto barrica 2002. De bodegas Insulares Tenerife en la D.O. Tacoronte-Acentejo. Ha permanecido 6 meses en barrica de roble americano. De color rojo rubí y tintes violáceos, potente aroma frutal con notas de buena madera. Bien constituido en boca, vigoroso y amplio, con un final expresivo. Bacchus de oro 2004.


< Palacio de Menade 2003. De Bodegas Cuevas de Castilla de la Denominación de Origen Rueda. Elaborado con las variedades de Verdejo (90%), Viura (8%) y Sauvignon Blanc (2%). De color amarillo pajizo, aromas muy afrutado (manzana, pera y melón). Su paso por boca muestra una acidez viva que le da frescura, seco y con un largo postgusto. Bacchus de oro 2004.
> Synera Rosado 2003, de bodegas Roqueta en la D.O. Cataluña. Elaborado con garnacha y tempranillo, vendimia manual y una maceración de 15 horas, con una fermentación de siete días. De color rojo grosella, intenso en nariz, con aromas de fresa y frambuesa sobre un fondo de confitería, en boca es fresco, equilibrado y carnoso, con un elegante recuerdo a fruta. Bacchus de oro 2004.


< Manzanilla Aurora. De bodegas Pedro Romero, de la D.O. Jerez-Xérès-Sherry y manzanilla de Sanlúcar. Elaborada con la uva Palomino, de crianza biológica, bajo permanente velo de flor, con nueve años de crianza en las tradicionales criaderas y soleras. De color oro pálido, aroma a flor y refinada fragancia a madera noble, de sabor suave, seco y con pronunciados y complejos matices a maderación. Bacchus de oro 2004.
>Pedro Ximénez Añada de 1998. De bodegas Alvear en la Denominación de Origen Montilla y Moriles. Es un vino generoso elaborado con uvas de la variedad Pedro Ximénez pasificadas al sol, procedentes de una cosecha (1998), y con una crianza posterior de seis meses. Presenta un color dorado rojizo, con aromas a miel y esencias a flores y pasas frescas. En boca es untoso, graso, dulce, sabroso y rico en matices de miel y pasas. Bacchus de oro 2004.


< Jaume Codorníu.Cava. De Bodegas Codorníu en Sant Sadurní D'Anoia, de la Denominación de Origen Cava. Elaborado con las variedades Chardonnay (50%), Macabeo (30%) y Parellada (20%). Es un Brut extraordinariamente afrutado, muy delicado, pálido y brillante, con un rosario de burbujas finas y persistentes. Seco y de un prolongado sabor.
>Brandy Solera Gran Reserva Hidalgo 200. De bodegas Hidalgo-La Gitana en la D.O.  especifica del Brandy de Jerez. Las holandas han sido envejecidas en botas centenarias de roble americano envinadas previamente con oloroso. De color ámbar con reflejos caoba viejo, de aromas muy fragantes a roble viejo y almendras, en boca es seco, delicado, complejo y persistente.
 

Arriba