Para éste mes de febrero el grupo de cata de apoloybaco ha seleccionado de todos los vinos catados estos tres que os presentamos y os recomendamos. Su denominador común es que los tres son de una zona vinícola, con una larga tradición pero que ahora esta emergiendo con mucha fuerza, con muchas ideas innovadoras y con una gran ilusión y trabajo bien hecho. Son vinos con la indicación geográfica de "Vino de la Tierra" de Castilla.
Vinos elaborados por tres bodegas con una dilatada experiencia en el mundo de la viticultura, que han sabido descubrir el potencial vitivinícola de esta zona y utilizar la riqueza de sus viñas, tratadas con la concepción clara de aplicar el máximo de calidad, desde la cepa hasta la comercialización. El resultado; unos excelentes caldos que sin duda alguna obtendrán el reconocimiento de sus consumidores.


< PLURAL. 2003, de bodegas Osborne.  Merlot (30%), Petit Verdor (30%), Shiraz (20%) y Cabernet Sauvignon (20%) V.T. Castilla. Es un nuevo vino proyectado por Osborne en su finca "El Jaral" en Malpica del Tajo (Toledo). Elaborado a temperatura inferior a 27º C, una vez terminada la fermentación maloláctica ha permanecido 14 meses en barrica nueva de roble francés y americano. De color roja picota, limpio y brillante. De intensidad aromática de frutas rojas, en perfecta armonía con los aromas torrefactos, vainilla y regaliz de su paso por barrica. En boca es amplio, bien estructurado, de taninos dulces y bien integrados y prolongado postgusto. Sin duda un vino SINGULAR.
 
> PAGO FLORENTINO. 2003, de Bodegas y Viñedos La Solana (Bodegas Arzuaga Navarro) Cencibel. V.T. Castilla. Florentino Arzuaga adquirió en 1997 Finca la Solana un lugar ideal para el cultivo de viñedo de calidad. En el centro de ésta finca es donde se ubica la bodega que elabora éste seductor vino. De color rojo picota cereza, con deliciosos aromas a fruta madura negra, incluso confitada y notas especiadas de la madera y suaves toques balsámicos. En boca es muy expresivo, lleno con taninos nobles y sobre madurados, con un final largo y prolongado. Ciertamente un vino que dará mucho que hablar.


< AGIOS. 2002, de Pago del Vicario. Tempranillo (80%) y Garnacha Tintorera (20%). V.T. Castilla.

Es uno de los vinos estrella de éste nuevo proyecto vitivinícola iniciado en el 2000 de la mano de los hermanos Antonio e Ignacio Barco. Agios que en griego significa Santo, es un vino de color rojo picota, muy glicérico, de excelente intensidad aromática a frutas maduras y notas minerales. En boca es carnoso, amplio y de taninos presentes pero sedosos. Con 10 meses en barrica de roble francés. Una auténtica "bendición de vino"
 

Arriba