Antes que nada aprovechar para desearos un venturoso 2008, deseando que sea un año que cumpla con todas y cada una de vuestras expectativas. Comenzamos este año recomendando, tres vinos tintos de una misma bodega: Viña Santa Marina situada en Extremadura. Sin duda alguna, es está una bodega paradigma de los nuevos vinos de calidad que hace algunos años han comenzado a elaborarse en esta zona vinícola.   Tres vinos, fruto del esfuerzo, el tesón y sobre todo de la confianza que ha puesto el equipo humano de esta bodega en la calidad de estas tierras para acoger y cultivar un viñedo de uvas nobles, capaz de revolucionar la viticultura extremeña. Tres vinos que rompen con la monotonía y homogenización de los caldos de esta zona. Sus cualidades es mostrar el potencial del terruño, así como la intervención antrópica en su elaboración.

Equus'04; elaborado con una cuidada selección de uvas de viñedos viejos, principalmente Tempranillo (85%), Cabernet Sauvignon (10%) y Syrah (5%). Y una posterior crianza en barricas de roble francés y americano de 6 meses. De color rojo cereza, brillante, intenso en aromas frutales, con deliciosos toques de vainilla y torrefacto. Sabroso y vivo, equilibrado y persistente final.
  Torremayor'99; un tinto reserva, cuyo mosto se ha obtenido de uvas Tempranillo seleccionadas de viñedos viejos. tras una larga maceración ha permanecido 14 meses en barricas de roble francés y mas de un año de reposo en botella. Expresivo color rojo picota con ribetes atejados. De complejos e intensos aromas con notas de frutas, cuero, café. Aterciopelado en la boca y suaves taninos, elegante. Un vino largo y bien constituido.

  Viña Santa Marina'02; con un original coupage de Cabernet Sauvignon y Syrah, ha permanecido 9 meses en barricas de roble francés y americano. De color rojo picota, oscuro, profundo y brillante. En la nariz destacan las frutas negras y maduras, así como los aromas de bosque, con suaves toques especiados y tostados. Su paso por boca es suave, redondo, pleno y armonioso. Por vía retronasal aparecen de nuevo los aromas frutales y las especies.
 
     Viña Santa Marina es una joven bodega, situada en la Carretera Nacional 630, km. 634 en Mérida (Badajoz). Viñedo y bodega arrancan a la sombra de una imponente mole granítica, la Sierra de Lamoneda, a cuyos pies ha crecido un denso bosque de encinas, alcornoques, acebuches, brezos, jaras, que acompañan con sus balsámicos aromas a los vinos de la bodega.
  La bodega se asemeja a un típico “cortijo extremeño”, buscando con ello integrar los edificios en el precioso paisaje que la rodea. En su interior cuenta con modernas instalaciones y una avanzada tecnología, junto a un importante parque de barricas subterráneo de roble francés y americano. la bodega forma parte también de los circuitos enoturísticos de la zona. www.vsantamarina.com
 

Arriba