Bodegas Toro Albalá está situada en el término municipal de Aguilar de la Frontera (Córdoba), y fue fundada en 1844 por Antonio Sánchez Prieto en un molino denominado La Noria, cerca del castillo de dicha localidad. En 1922, José Mª Toro Albalá restaura y sienta sus reales en la antigua central eléctrica de Aguilar, trasladando la bodega a las instalaciones (14.000 m2) con abundantes subterráneos, ideales para la crianza y conservación de los vinos, de ahí el nombre de Eléctrico de algunos de sus caldos.

Su bodega-museo es una pequeña caja de sorpresas, dispuesta a desatar sus esencias ante cualquier visitante con sus dos museos: uno de artes populares y arqueología y otro en el que se exponen herramientas, máquinas, bibliografía y objetos antiguos relacionados con el arte de hacer vino. Albergan unas 4.000 piezas. Un singular museo del vino de una singular bodega, que siendo fundada en 1844, adquirió y restauro una antigua central eléctrica en 1922 para dar cobijo al vino. Son muchas las piezas como estos antiguos envases vinarios las que el visitante puede admirar.

Dirección: Avda. Antonio Sánchez, 1 Aguilar de la Frontera - 14920 Córdoba. TEL: 957 66.00.46. FAX: 957 66.14.94.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Web: www.toroalbala.com

Arriba