En Atajate situado al este de la provincia en el Valle del Genal, siendo una de la poblaciones que conforman la comarca de la Serranía de Ronda. Es el pueblo de menor población de la provincia de Málaga, existe un singular museo del vino.

Este museo abierto tiene la particularidad de que las piezas no se encuentran en un espacio cerrado, sino que se encuentran diseminadas por el casco urbano de Atajate, por lo que, a través de un corto y agradable paseo, se puede disfrutar de una de las manifestaciones culturales de este bello pueblo perpetuado en este museo del Mosto de Atajate.

El circuito tiene su punto de partida en el lavadero municipal, recientemente restaurado, donde unas letras gigantes nos transmiten un mensaje tan corto como contundente: Mosto.

Siguiendo una señalización especial en forma de hojas de parra llegamos hasta la fuente del Pilar, en la parte más baja del pueblo, donde un grupo escultórico nos muestra la primera fase de producción de mosto, la vendimia. La segunda parada la encontramos junto a la fuente del Barrio Alto, donde se ha reconstruido un lagar tradicional del siglo XIX. De nuevo las hojas de forja nos conducen hasta la última escultura, justo a la entrada del cementerio municipal, en la parte más elevada del pueblo. Se trata del almacenamiento del zumo en toneles y del trasiego y filtrado del zumo ya fermentado y convertido en mosto, las dos últimas fases de todo el proceso.

Las esculturas han salido del taller del artista del hierro Matías di Carlo y están elaboradas con hierro forjado y oxidado, utilizando un lenguaje artístico contemporáneo, lo que expresa la voluntad de los municipios más pequeños por participar en las corrientes artísticas modernas.

Arriba